El equipo de Vettel, dispuesto a hacer por su cuenta un entrenamiento prohibido

Red Bull planea dinamitar la Fórmula 1 por la ridícula sentencia de Mercedes

Si Ferrari se tomó la sentencia de la FIA contra Mercedes con ironía, Red Bull no está para guasas. La escudería austríaca planea una rebelión en la Fórmula 1, consistente en desafiar al poder federativo organizando un test prohibido similar al que realizó el equipo alemán en el circuito de Montmeló a mediados de mayo.                                               

Red Bull está dispuesto a desafiar abiertamente a la Federación Internacional de Automovilismo (FIA) y a sus reglamentos, según publica el diario 'The Times'. En la escudería austríaca se han tomado muy mal la sentencia del Tribunal Internacional en el caso de los tests secretos de Mercedes con Pirelli en Montmeló.

Que el equipo alemán haya recibido sólo una reprimenda y la prohibición de participar en los entrenamientos de jóvenes pilotos el mes que viene en Silverstone ha provocado la ira de Red Bull y de varios equipos más. De momento, la escudería austríaca y Ferrari ya se han quejado directamente a Bernie Ecclestone, presidente de la Fórmula 1.

Pero según 'The Times', Red Bull quiere ir más allá. Está considerando desafiar la autoridad de la FIA organizando unos entrenamientos "ilegales" similares a los de Mercedes. Están dispuestos a correr el riesgo de una sanción similar a la recibida por el equipo alemán porque los beneficios de una prueba privada como la realizada en mayo en Barcelona por Hamilton y Rosberg serían mucho mayores que los obtenidos con las pruebas de los jóvenes conductores.

De Ferrari no se espera que vaya tan lejos como para organizar otros entrenamientos. Los italianos ya hicieron los suyos, pero con un coche antiguo, no con el bólido del actual Mundial como Mercedes. Sin embargo, eso no significa que en la Scuderia se les haya pasado el enfado por la leve sanción de la FIA. Así, un portavoz no identificado dijo a 'The Times': "¿Cómo puede una amonestación ser suficiente para castigar a un equipo que corrió el GP de España, hizo los tests y, casualmente, luego ganó en Mónaco?"

"Nadie sabía de la prueba y, sin embargo, el Tribunal Internacional no parece haber investigado ni el por qué de ese desconocimiento ni qué pasó exactamente durante la misma -prosigue el portavoz de Ferrari-. No es de extrañar que los equipos están enojados. Las amenazas podrían quedar en nada de momento, pero el hecho de que estas conversaciones se lleven a cabo demuestra que nadie está contento con Jean Todt (presidente de la FIA) y la FIA. La ruptura parece inevitable y todo el mundo se pregunta cuándo y cómo. Tal vez este sea el momento".


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba