Deportes

El Real Madrid exhibe su poderío goleador ante un Villarreal que dominó más, pero no tuvo puntería

El Real Madrid prolongó su racha victoriosa tras imponerse al Villarreal (0-2) en un encuentro en el que los locales dispusieron de mejores ocasiones de gol que su rival, pero los blancos sacaron a relucir su pegada y sumaron los tres puntos gracias a los goles de Modric y Cristiano.

El Real Madrid va cogiendo temperatura. No porque en Vila Real hiciese un gran partido, que no fue el caso, sino porque las victorias embellecen a cualquiera.  Demostraron los blancos lo que es obvio, que no necesitan más que algunos destellos de calidad para llegar a la puerta contraria y asaltar cualquier estadio. En el caso de El Madrigal, un zapatazo de Modric y una gran jugada de Benzema que terminó rematando, como siempre, Cristiano. Diez goles ya en Liga.

Quizá el mejor dato para los de Ancelotti es que el equipo no encajó gol, algo que no pasaba dese el partido contra el Córdoba en la primera jornada. Ni siquiera tuvo grandes oportunidades el Villarreal, que a ratos tenía el balón pero sin mordiente. No es que el sistema defensivo del Madrid haya recuperado de repente la forma perdida, pero al menos sí se sabe que con Ramos y Varane son sólidos. Importante dato el del francés, que se está consolidando, el año pasado no podía encadenar tres partido seguidos porque la rodilla no se lo permitía. Pocas noticias son mejores para el Madrid que Varane no tenga hipotecado su futuro por el físico. Algún día será el dueño de la zaga blanca.

El más contento de todo esto debería ser Casillas, que necesita ceros en su marcador para ir recobrando la confianza perdida. Su actuación tuvo poco que ver con el resultado en realidad, no necesitó de grandes paradas, pero todo lo que sea sumar, le vale.

El mediocampo sigue siendo el enigma del equipo de Chamartín. No es fácil fiarse de los pivotes, que nadie cree que puedan aguantar solos a, por ejemplo, el Bayern. No es por falta de calidad, sino por capacidad de sacrificio. Modric es, por el momento, el que más y mejor manda, en su caso la rotación a ese puesto ha sido un éxito y en él se fijan como ejemplo para lo que tiene que ser James. El colombiano, que lo intenta, aún no tiene los arcanos de la posición. Tiene un problema añadido, su físico es liviano y termina siempre sustituido a mitad de la segunda parte, roto.

Y en este partido, de horario siesta, el nuevo momento favorito de Tebas para sacar la artillería pesada, se esperaba algo más del descolorido Villarreal. Tiene  buenos jugadores pero no consigue la consistencia necesaria para incordiar a los grandes de verdad.

Tuvo mucho balón, pero rara vez con peligro, lo movió, lo intentó, pero no consiguió nada. Peor aún, ni siquiera fue capaz de crear problemas a balón parado, y sabiendo el historial del Madrid eso debería ser lo primero que los entrenadores rivales deberían de mirar antes de enfrentarse a ellos.

Ficha técnica:

Villarreal: Asenjo; Mario, Musacchio, Víctor Ruiz, Gabriel; Moi Gómez (Espinosa, m.60), Bruno, Trigueros (Jonathan dos Santos, m.67), Cani; Vietto y Uche (Giovani, m.64).

Real Madrid: Casillas; Carvajal, Varane, Ramos, Marcelo (Nacho, m.75); Modric, Kroos, James (Illarramendi, m.73); Bale, Benzema (Isco, m.84) y Cristiano Ronaldo.

Goles: 0-1, m.32: Modric; 0-2, m.39: Cristiano Ronaldo.

Árbitro: Undiano Mallenco (Navarro). Amarilla a Ramos (m.37) por parte del Real Madrid.

Incidencias: Partido correspondiente a la sexta jornada de la Liga BBVA, disputado en el estadio El Madrigal ante la presencia de 22.000 espectadores.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba