Deportes

El madridismo se cansa de Florentino y Benítez señala la política galáctica de fichajes de Pérez

    

Pañolada en el Bernabéu a Florentino.
Pañolada en el Bernabéu a Florentino.

Florentino Pérez siempre ha tenido pánico al Bernabéu. Concretamente a que se le vuelva pañuelo en mano pidiendo su dimisión. Y el sábado tuvo que aguantar una pañolada histórica en el Santiago Bernabéu, en medio del repaso del Barcelona, y con Mariano Rajoy a su izquierda. Si en Las Ventas los aficionados son más toristas que toreristas, en el Bernabéu miran más al banquillo que el palco. Pero la paciencia de la grada se ha terminado. 

Los datos son esclarecedores: una liga ganada en las últimas siete temporadas. Un dato que en el Real Madrid no es tolerable. Especialmente cuando Florentino repite hasta la saciedad las palabras señorío y excelencia. Lo primero se ha perdido durante su mandato. Desde que Florentino regresó en 2009 al Real Madrid para acabar con la hegemonía azulgrana,  el Barcelona ha sumado a sus vitrinas 16 títulos por solo 7 del Real Madrid. Seis temporadas y siete títulos. Florentino ha gastado 833 millones de euros en fichajes desde 2009, cifra que asciende a 1.269 sumando su primera etapa. Dato al que añade otra cifra preocupante más que significativa: en doce años ha tenido diez entrenadores. Es el modus operandi de un Florentino que dirige la errática política deportiva del Real Madrid a golpe de capricho desde su posición de director deportivo-director de comunicación-presidente.

Las encuestas realizadas tras el partido ante el Barcelona indican que el madridismo señala a Florentino Pérez como culpable de esta deriva del equipo, goleada por el Barcelona tras el cambio de entrenador y un año en blanco. En la encuesta de Vozpópuli el 84% los lectores creen que Florentino debe dimitir, mientras que tan sólo el 16% le exculpan del fracaso deportivo del equipo. 

Rafa Benítez, al que desde el club se ha respaldado en estos momentos difíciles, tiene las horas contadas. Y quien sabe si conocedor de ello, decidió morir con las estrellas en el campo, con la BBC en el campo hasta el minuto 90 en el Clásico. Señalando al palco, exhibiendo la colección de cromos de Florentino en el once y dejando fuera a los jugadores que construyen equipo como Casemiro, Carvajal o Lucas (fuera de la convocatoria). Muchos han querido ver en ello un desafío del técnico al presidente y su política de fichajes. La realidad es que el técnico no ha contado con el respaldo de Florentino, que no logró cerrar el fichaje de otros técnicos y acudió a una solución de urgencia propuesta por su mano derecha, José Ángel Sánchez. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba