El Real Madrid, campeón de la Liga Endesa tras ganar al Barça el 5º partido

Laso, Felipe y el triunfo de los valores clásicos del madridismo

El Real Madrid doblegó al Barcelona por 79-71 en el quinto y definitivo partido del 'playoff' final y se adjudicó su trigésimo primer título de Liga y el primero en seis años.

Sin estridencias, sin necesidad de coleccionar enemigos ni antipatías, con trabajo, talento y naturalidad, el Real Madrid de baloncesto, el equipo de Pablo Laso y Felipe Reyes se ha proclamado campeón de la Liga Endesa tras superar al FC Barcelona Regal (79-71) en el quinto y definitivo encuentro de la final, disputado este miércoles en el Palacio de los Deportes de la capital.

El Real Madrid salió con la lección aprendida y a tope de revoluciones como lo atestigua un 10-0 de salida con Carroll autor de seis puntos, incluido un tres más uno que fue especialmente ovacionado.

Felipe Reyes: “Quiero dedicárselo a mi familia, en especial a mi mujer y, como no, a mi padre (fallecido hace dos años), además de a todas aquellas personas que demostraron creer en mí en los momentos difíciles"

Con Juan Carlos Navarro en pista, el Real Madrid optó por cambiar algo sus hábitos y dar entrada en el cinco inicial a Jaycee Carroll en lugar de Carlos Suárez. Navarro, con una rotura de fibras en su pierna derecha, apenas jugó ocho minutos y medio y no pudo anotar ni un sólo punto.

Pero lo más importante fue que el Real Madrid llevó la iniciativa en el juego, que quiso volver a sus orígenes, a correr, y a conseguir un marcador alto, sabedor de que así aumentaban sus opciones de victoria.

Como era lógico prever, el 10-0 inicial se quedó casi en anécdota al final del primer cuarto, 20-18. Y sobre todo a los treinta segundos del segundo periodo, cuando el Barcelona empató a 20 y devolvió al Real Madrid el parcial, al pasar de un 20-10 en el minuto 8 al empate a veinte.

El Real Madrid volvió a evidenciar sus problemas desde la línea de 6,75, con sólo 2 triples de trece intentos al descanso y con Rudy de nuevo especialmente obtuso, para desesperación de los aficionados que abarrotaban el Palacio de Deportes madrileño, con tres intentos fallidos.

El partido entró en una montaña rusa que permitió al Barcelona adelantarse por espacio de escasos segundos en el marcador, 31-32 (min.16). Claro que los azulgranas ya no volvieron a anotar hasta el final del periodo, lo que permitió al Real Madrid, con un nuevo 10-0, marcharse al vestuario con nueve puntos de ventaja, 41-32.

Las sensaciones estaban a favor del Real Madrid, pese a sus fallos en el tiro exterior, porque el Barcelona pareció cansado y a punto de romperse. Navarro que no llegó a los cinco minutos de juego, no estrenó su anotación con dos triples fallados y un tiro de media distancia con el mismo resultado.

La salida de vestuarios del Real Madrid volvió a ser explosiva con dos robos de balón y dos contragolpes culminados con sendos mates de Rudy que pusieron un 45-32 en el marcador y obligaron a Xavi Pascual a solicitar tiempo muerto para calmar a sus jugadores.

Un triple de Rudy -en su vigésimo intento en la serie final- puso al Madrid en la senda del título al ampliar a 17 su ventaja, 50-33 (min. 23).

El Barcelona intentó tirar de orgullo agarrándose a un Jasikevicius especialmente inspirado y a Inglés, autor de tres triples sin fallo hasta ese momento, 52-43 (min. 26.30). Y sin poder contar con Navarro, anclado al banquillo por su rotura de fibras.

Al final del tercer cuarto, el 55-48 dejaba margen a la heroica del Barcelona, aunque, cada vez más, daba la sensación de estar vacío y de haberlo dado todo hace tiempo.

Con Tremmell Darden especialmente inspirado, en defensa y en ataque, el Real Madrid recuperó de inmediato la decena de puntos de ventaja, lo que le permitió un margen de maniobra claro y que los aficionados comenzaran a ver el título de Liga, que hacía seis años que se resistía.

A falta de seis minutos y medio (64-53) Navarro volvió a pista para quemar el último cartucho azulgrana, pero fue Ingles (25 puntos) el verdadero dolor de cabeza de los jugadores del Real Madrid, a los que los nervios, la ansiedad y la trascendencia del título, en el que casi todos excepto Llull y Reyes eran novatos, les pasó factura en los últimos minutos.

A un minuto para el final Oleson tuvo tres tiros libres, anotó dos y puso un 76-69 en el marcador, que ascendió a 76-71 a falta de 25 segundos. El Madrid se complicó el que podía haber sido un tranquilo final de partido, pero la ventaja conseguida y la falta de fuerzas del Barcelona impidieron que se diera la vuelta al marcador.

El Madrid ganó por 79-71 y obtuvo su trigésimo primer título de Liga, el primero en seis años y el primero que pudo festejar ante su afición desde hace veinte años.

Ficha técnica:

Real Madrid (20+21+14+24): Rudy (15), Carroll (9), Mirotic (6), Llull (4) y Begic (4) -quinteto inicial-, Rodríguez (5), Slaughter (5), Darden (13), Draper (4) y Reyes (14).

Barcelona Regal (18+14+16+23): Marcelinho (2), Navarro, Oleson (4), Lorbek (3) y Tomic (9) -quinteto inicial-, Sada, Mavrokefalidis (3), Wallace, Ingles (25), Rabaseda, Todorovic (2) y Jasikevicius (23).

Árbitros: Juan Carlos Arteaga, Antonio Conde y Benjamín Jiménez. Sin eliminados.

Incidencias: Encuentro correspondiente al quinto y definitivo partido de la eliminatoria final por el título disputado en el Palacio de Deportes de Madrid ante 12.832 espectadores. Lleno. Se guardo un minuto de silencio por Manel Comas, fallecido el pasado lunes.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba