Deportes

Florentino provoca una nueva y peligrosa fractura social en el madridismo al discriminar a algunos socios

Varios socios del Real Madrid han recibido una carta del club en la que les advierten de un posible veto en la adquisición de entradas para la Liga de Campeones.

Foto del fondo sur del Bernabéu hace años.
Foto del fondo sur del Bernabéu hace años. Twitter: @j7_roberto

En mayo de 2013, Florentino Pérez intentó dulcificar la salida de José Mourinho del Real Madrid con una frase categórica que le persigue desde entonces. "El madridismo está más unido que nunca", aseguró el presidente blanco. Dos años después, la guerra civil entre aficionados blancos es un hecho de interminables capítulos.

El penúltimo tiene su origen en los despachos del club. Una carta firmada por José Luis Sánchez, director del Área Social del Real Madrid, está provocando una ola de indignación en un sector de socios que no entiende que el propio Real Madrid les etiquete como "violentos" y les discrimine en el reparto de entradas para el partido de ida de los cuartos de final de la Liga de Campeones ante el Atlético en el Vicente Calderón el próximo 14 de abril.

La razón que da Sánchez para avisar a esos socios de que posiblemente ser quedarán sin localidades es la siguiente: "Al estar usted identificado como miembro de la antigua Grada de Animación y ser un partido calificado de Alto Riesgo, el club está estudiando con la autoridad competente su petición, con lo que en los próximos días le informaremos del estado de su solicitud".

La antigua Grada de Animación estaba compuesta por los Ultras Sur y por más aficionados, todos ellos ubicados en el fondo sur del Santiago Bernabéu y, lo que resulta más extraño en relación con la famosa carta, controlados por el propio club. Al menos teóricamente.

A finales del año 2013, Florentino Pérez decide acabar con los aficionados más radicales y violentos y, por decreto, reorganiza ese espacio y crea la llamada "nueva grada de animación".

Para ello 'ficha' a los muchos socios que se ubicaban en ese espacio del estadio blanco identificándolos a todos. Luego, con el plan de reordenación, les dio la opción a integrarse en la nueva grada. Por lo que se ve, a quienes prefirieron rehusar se les ha colocado directamente en el apartado de 'sospechosos' y no tienen los mismos derechos que el resto.

La mencionada misiva que firma José Luis Sánchez ya está siendo muy comentada en las redes sociales. Y, entre otros detalles relacionados con el proceso de reorganización antes descrito, muchos de los socios que se sienten discriminados, recuerdan que en la nueva grada de animación hay aficionados que en su momento fueron relevantes y muy conocidos dirigentes de Ultra Sur. El más famoso, sin duda, José Luis Ochaita.

Estos seguidores blancos de los que la directiva del Real Madrid no se fía están que trinan, se consideran maltratados y su indignación ahonda en la fractura social y sigue alimentando un peligroso caldo de cultivo en la grada del Bernabéu que se refleja en varios mensajes publicados en Twitter:


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba