Deportes

El Real Madrid gana al Espanyol pero no se exhibe (3-0)

Victoria blanca con goles de James, Bale y Nacho pese a jugar la segunda parte con un hombre menos tras la expulsión de Coentrao. El equipo de Ancelotti se reafirma en el liderato y se rehace tras las dos derrotas ante Valencia y Atlético.

Bale celebra su gol de falta ante el Espanyol.
Bale celebra su gol de falta ante el Espanyol. EFE

El Madrid estaba necesitado de victoria y, con el brillo justo, eso es lo que consiguió en el Bernabéu. No había ganado en 2015, contra dos rivales importantes, y la perspectiva de otro error suponía cierto pánico en el aficionado blanco. No epató con su juego, ese pasaje quedó en noviembre, cuando el Madrid se imponía con rotundidad. Fue superior al Espanyol, hizo lo necesario para ganar, pero ya no tiene la chispa de la alegría que se le vio en otros tiempos. A falta de eso, eficacia, control y poco ritmo. El equipo de Ancelotti no necesita mucho más para sobreponerse a equipos que no aspiran a más que a la supervivencia.

La falta de ritmo, que convino a los blancos, tiene mucho que ver con el físico en el medio del campo. No hay la velocidad de antaño, James y Kroos empiezan a parecer muy cansados aunque tienen talento más que suficiente para dejar destellos en varias jugadas. Isco, un poco mejor, tampoco aguanta los 90 minutos de excelencia, aunque los mejores ratos de los partidos suelen salir de sus botas. La solución, la clave de las rotaciones, lleva meses en la enfermería y se llama Modric. El entrenador no confía en Illarramendi, que no tiene la velocidad que exige el equipo, y Khedira es un constante signo de interrogación. Si bien parece gustar a Ancelotti, nunca llega a tener continuidad. Cuando vuelva el croata la gestión del vestuario será mucho más sencilla para el técnico.

En cuanto a los delanteros, tampoco pasan sus mejores momentos, pero con tanta fuerza como tienen es imposible que no hagan daño. Benzema solucionó varias jugadas con la simplicidad que le caracteriza, Cristiano peleó, luchó y asistió, pero no marcó. Bale hizo un gol de lujo, de falta, demostrando que son poquísimos los que golpean al balón con su talento. El galés, que es un poco Jekyll y Hyde, también tiene sus errores, por individualismo y mala concepción del juego. Cuando eso pasa, cuando no encuentra a sus compañeros desmarcados, la grada le mira con desagrado y desdibuja sus muchas cualidades. Tiene que aprender a hacerlo si quiere contar con el favor de los suyos.

El Espanyol pasó sin pena ni gloria por el Bernabéu, sin proponer mucho, como si supieran que el desenlace era la derrota. Y así fue, 3-0, a pesar de que el Madrid jugó un buen rato con diez por una expulsión a Coentrao, que entró con los pies por delante arriesgando el físico de Cañas. Un Madrid un poco mejor, que es posible, hubiese goleado con aún más saña a los catalanes. Ni siquiera una defensa de circunstancias, con tres teóricos suplentes, supuso un acicate para un equipo cuya mejor versión se encuentra en la delantera, con el excelente Sergio García y el contundente Caicedo. Ni Coentrao (después Nacho) ni siquiera Arbeloa, el más débil de la plantilla blanca, fueron puestos en problemas por el equipo catalán. El otro nuevo, Varane, es jugador para marcar época de blanco, aunque se le nota la falta de minutos, en ocasiones falla por nervios, los nervios típicos del suplente que se siente examinado en sus apariciones.

El Madrid, que lleva la delantera en Liga, empezaba a tener miedo de lo que le viene por delante. Una victoria así, aunque sea más correcta que brillante, supone un poco de gasolina para el líder.

Ficha técnica

Real Madrid: Casillas; Arbeloa, Pepe, Varane, Coentrao; Kroos (Khedira, m. 80), Isco, James (Nacho, m. 53); Cristiano, Bale y Benzema (Illarramendi, m. 63).

Espanyol: Casilla; Arbilla, Colotto, Álvaro, Fuentes; Joan (Stuani, m. 67), Cañas, Víctor (Luque, m.62), Montañés; Sergio García, Caicedo.

Goles: 1-0, m. 11, James. 2-0, m. 27, Bale. 3-0, m. 76, Nacho.

Árbitro: Fernández Borbalán expulsó a Coentrao y amonestó a Fuentes, Cristiano, Víctor, Arbilla.

Estadio Santiago Bernabéu.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba