Deportes

¿Courtois ya no salta?

Florentino marca la agenda del Atlético. De un tiempo a esta parte es él quien decide los enfados del ciudadano rojiblanco, el que establece de qué futbolista de los suyos va a empezar a sospechar o directamente por cuál va a sentir animadversión. Un día fue Forlán, otro el Kun, al siguiente Falcao. Y ahora está decidido a que el Calderón le ponga una cruz a Courtois, un belga que curiosamente aprendió antes a insultar al Madrid que a hablar castellano. Pero esa gente blanca es así de olvidadiza o tolerante: el presidente Pérez quiere llevarse al guardameta o hacer que ya se lo ha llevado. En realidad nunca consigue consumar el rapto de la mujer del vecino, pero desestabiliza y enreda.

Del interés ya informó hace un par de semanas el diario As y sobre él insistió ayer con muchos más detalles la cadena Ser, que aseguró que el arquero ya había contestado afirmativamente a la proposición blanca. Hasta ahora, la única relación conocida de Courtois con el Real Madrid, además de media docena de paradones que lo dejaron sin la final de Copa, se ceñía a unos cánticos desde el balcón de la Puerta del Sol grabados para la posteridad ("salta, salta, salta pequeño canguro y a los madridistas que les den por el culo") que parece que los agredidos han olvidado a la misma velocidad que cuando uno de los suyos contesta una pitada con una ostentosa tocada de su aparato reproductor. El acuerdo verbal sería para junio de 2016, pero lo fundamental es que se cuente ahora. Si no, no hay morbo ni daño. Lo de menos es que cuaje. El Atlético está a tres puntos.

La información de la Ser implica y deja mal a muchos. Por supuesto a Courtois, que además de desleal, sería imbécil, porque le habría comunicado personalmente a sus superiores el adulterio. También a Gil Marín, porque no sólo habría encajado como si nada la puñalada de su portero perfecto sino que además habría corrido a contar la historia para contaminar el ambiente de su propio equipo, ahora que va tan bien (para quedar luego nuevamente como salvador al abortarla, se supone). Y por supuesto a Pérez, el dirigente que justo ayer dejó caer que hay periodistas que cobran a cambio de dar ciertas informaciones, ya que habría negociado con un jugador dos años y medio antes de acabar su contrato, lo que está explícitamente prohibido. Y el Madrid, como ustedes ya saben, nunca se salta la ley. Porque además es marca España. Hasta el Chelsea saldría malparado, por inocente, con la bomba de relojería ayer conectada.  

Es verdad que Florentino cuenta siempre en estas tramas desestabilizadoras con la complicidad de los futbolistas afectados. Porque a Courtois le bastaría un desmentido categórico o una promesa para quitarse el barro de encima y limpiarse el desprecio que está a punto de caerle. Incluso le valdría un renovado tarareo de su canción de cabecera para evitarlo. Pero como sus antecesores en las ofertas de traición, nunca consumadas, lo mismo prefiere arriesgar el cariño de los que hoy le veneran y callarse, dejarse querer por el enemigo. Aguardemos acontecimientos. Total, sólo faltan dos años y medio.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba