Deportes

El señorío de Cristiano: expulsado por patear a un rival, da un puñetazo a otro y provoca al público

Lamentable actitud del portugués, que vio la roja directa como colofón a un partido desastroso. 

Cristiano: patada, puñetazo y menosprecio al público.
Cristiano: patada, puñetazo y menosprecio al público.

La jugada que costó la expulsión a Cristiano Ronaldo dará mucho que hablar en las próximas horas. Para algunos, el portugués agrede claramente a Edimar, mientras que para otros da una patada al rival sin ánimo de agredir. Lo importante es lo que pone en el acta y ahí el árbitro reflejó lo siguiente: "Cristiano Ronaldo fue expulsado por dar una patada a un adversario sin estar el balón a distancia de ser jugado". 

El Real Madrid confía en que la sanción sea de dos partidos, al no concurrir agresión, pero los rivales confían en que la cifra aumente hasta tres e incluso cuatro por una jugada en la que Cristiano se desentiende del balón y actúa de forma violenta contra un rival. Si son tres se perdirá el derbi ante el Atlético de Madrid. 

La victoria del Real Madrid en Córdoba, en un partido muy flojo de los de Ancelotti, que se resolvió gracias a un penalti transformado por Bale, quedó deslucido por la agresión protagonizada por Cristiano Ronaldo. El portugués volvió a evidenciar su arrorgancia en el campo. Después de completar una actuación pésima, en la que en ningún momento fue capaz de desbordar a sus rivales, el portugués se marchó a la ducha tras ver la tarjeta roja. 

Corría el minuto 82, cuando Cristiano acudió a un centro lateral de Kroos. El lateral del Córdoba Edimar se anticipó y Cristiano pateó sin ningún tipo de miramientos al defensa sin ánimo de jugar la pelota. Recriminado por Crespo, compañero del agredido, Cristiano propinó un puñetazo al central cordobesista. Momento en el que el colegiado le mostró la tarjeta roja. Pero el ego de Cristiano tenía aún reservado un gesto para el público del Nuevo Arcángel, que le dedicó una sonora pita. Al acercarse al túnel de vestuarios, el portugués dedicó un feo gesto a la grada comenzando a limpiar el escudo que el Real Madrid ha colocado en su camiseta como mejor club del mundo, tras ganar el Mundialito. Un escudo que ha manchado con su actitud. 

La imagen deplorable que Cristiano ha dejado, se verá refrendada ahora por la sanción que recibirá de Competición por la roja directa que ha visto en Córdoba. Una vez más el portugués, flamante Balón de Oro 2014, vuelve a mostrar su perfil más arrogante y una falta de señorío que contrasta con la que su presidente, Florentino Pérez, pretende expandir de su club y del propio Cristiano, del que ha llegado a decir, "es nuestro mejor embajador".

Minutos después, el portugués pedía disculpas en las redes sociales.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba