Deportes

Ancelotti hace oídos sordos a los pitos del Bernabéu pese a la victoria del Madrid ante el Córdoba (2-0)

Aunque Ancelotti dijera en rueda de prensa que no los oyó, lo cierto es que en la segunda parte del Real Madrid-Córdoba (2-0) el respetable comenzó el concierto de pitos, El árbitro acababa de anular justamente un gol al Córdoba y el Bernabéu ya no se aguantó más: el equipo no funciona y parece que aún sigue de pretemporada.

El resultado es en ese momento era una victoria por la mínima y las sensaciones eran pésimas. El conjunto andaluz, que vuelve a Primera más cuatro décadas después de su última visita al Bernabéu, inquietaba en la medida de sus posibilidades y a los blancos les faltaba, principalmente, intensidad. Antes intensidad se conjugaba con Di María, así que todos los días en los que falte eso la grada recordará al argentino, que minutos antes del estreno liguero de los blancos viajaba a Manchester para cerrar su fichaje por el United.

Ancelotti achaca el ritmo cansino al calendario. Según él, es demasiado pronto como para estar bien. "Había sobre todo cansancio, después del día 12 hemos jugado cada tres días y en este momento de la temporada no es fácil. Hemos sufrido un poco pero no tanto", enfatizó el técnico transalpino.

El caso es que las temporadas nuevas deberían llegar cargadas de ilusión, más aún cuando pocos meses antes se ha ganado la décima Copa de Europa. Pero la ilusión al rico le dura menos y a mitad del encuentro en Chamartín ya se notaba al incomodidad de los blancos. El Madrid exige que cada partido, cada parte, cada minuto, se demuestre la superioridad teórica. De nada vale el pasado. Y este lunes liguero, eso, no pasó.

Son unos cuantos los jugadores que no están a su nivel. Se puede empezar por Casillas, que dejó la portería a cero pero no despejó las dudas que hay sobre él. Le falta creérselo, curioso en un hombre con un historial tan florido. Es el elegido para la portería y los partidos le pueden hacer retornar, pero a este nivel, en partidos más exigidos, es una bomba de relojería.

Su enemigo íntimo, Arbeloa, no está para jugar en el Madrid, fueron suyos los fallos más evidentes y en ataque, como siempre, no fue un factor. Las carencias, que siempre estuvieron ahí, aparecen más cuando no se está bien.

Quizá lo más grave es la forma de Cristiano, aunque al final del partido se resarciese con un gol, más importante para la estadística (y para su cabeza) que para la valoración del partido. Lo que se vio en los 89 minutos previos fue un jugador lánguido, lejano a su mejor versión. La grada murmuraba, preferiría 40 partidos perfectos que 60 a medias, pero él no está de acuerdo y su entrenador, parece, tampoco.

Ancelotti, gran especialista en relativizar dramas, le quitó importancia a lo desplegado por el luso sobre el campo: "Está como los otros, no está en una condición óptima, hemos trabajado mucho sobre el perfil aeróbico y ahora hay que dar velocidad, fuerza, ritmo". El trabajo de pretemporada sigue, aunque La liga ya haya empezado y el Madrid ganara al Córdoba sin convencer.

Ficha técnica:

Real Madrid: Casillas; Arbeloa (Carvajal, m.73), Pepe, Sergio Ramos, Marcelo; Kroos, Modric, James (Isco, m.73); Bale, Cristiano Ronaldo y Benzema (Khedira, m.77).

Córdoba: Juan Carlos, Gunino, Íñigo López, Pantic, Pinillos (Fede Cartabia, m.46), Crespo; Matos (Fidel, m.62), Rossi, López Garai, López Silva y Mike Havanaar (Xisco, m.67).

Goles: 1-0, m.30: Benzema. 2-0, m.90: Cristiano Ronaldo.

Árbitro: Jesús Gil Manzano (Comité Extremeño). Amonestó a Benzema (72) por el Real Madrid; y a Pinillos (18) y López Garai (59) por el Córdoba.

Incidencias: encuentro de la primera jornada de la Liga BBVA, disputado en el estadio Santiago Bernabéu ante 70.356 espectadores.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba