Deportes

Policía y Atlético de Madrid discrepan por la presencia de Ultra Sur en el Calderón

Imagen de archivo de los Ultras Sur.
Imagen de archivo de los Ultras Sur.

La UEFA abrió uno de los dos expedientes disciplinarios al Atlético de Madrid por "deficiencias en la organización que provocaron el bloqueo de los accesos al estadio" durante el choque de Champions ante el Real Madrid. Esto es lo que se conoce a nivel oficial tras la valoración hecha por el organismo europeo. Pero hubo más. Según fuentes policiales, este grave problema previo vino como consecuencia del excesivo retraso de los autocares con aficionados del Real Madrid desde Valdebebas hasta el estadio Vicente Calderón; esos 50 minutos de diferencia con la hora establecida condicionó en parte todo lo sucedido a partir de ese momento.

El fuerte dispositivo desplegado por la Unidad de Intervención Policial (UIP) para el derbi europeo de Madrid se encontró con este contratiempo lo que dificultó las cosas. Una gran parte de ese despliegue policial se destinó a cubrir la llegada de estos seguidores cuyo retardo colapsó parte de la M-30así como varios accesos del coliseo rojiblanco ralentizando, además, la entrada al estadio de los aficionados del Atlético de Madrid. Las escenas fueron caóticas e impidieron el normal procedimiento habitual en los accesos en un encuentro que merece tanta atención.

Por si fuera poco, un grupo superior al centenar de seguidores con distintivos de Ultra Sur que habían sido embolsados por la Policía Nacional hasta las inmediaciones del Calderón aguardaban en los aledaños mientras negociaban con los responsables de seguridad la posibilidad de acceder o no al recinto. En el Atlético de Madrid, según fuentes consultadas por 'vozpópuli', sorprendió la decisión de dejar pasar a estos seguidores al estadio, si bien entienden que la potestad y última palabra la tienen los responsables de seguridad junto a las Fuerzas del Orden. En el club rojiblanco producía extrañeza esta decisión, ya que días atrás un grupo similar de Ultra Sur quiso acceder al campo del Rayo en Vallecas en partido correspondiente al Campeonato Nacional de Liga y, sin embargo, no se les dejó entrar al campo rayista.

La UIP sí permitió el acceso de estos aficionados radicales ubicándoles, pese a tener entrada de diferentes lugares del campo, en el mismo espacio destinado para todos los aficionados madridistas en la esquina del Fondo Norte del Manzanares. Eso sí, se estableció dentro de esa zona un dispositivo de vigilancia especial para que no hubiera problema aunque luego fueron los propios socios y seguidores del Madrid quienes se quejaron del comportamiento de Ultra Sur, así como de su presencia con entrada en el partido.

Respecto a la disponibilidad de entradas, el Atlético de Madrid no pudo poner los filtros en la venta por internet que habitualmente efectúa en partidos con rivales extranjeros: lo hizo ante la Juventus o Bayer Leverkusen, por ejemplo, de tal forma que no hubo opción de adquirir entradas ni en Italia ni en Alemania. Eso en España es imposible de bloquear, por lo que el acceso a entradas por internet fue posible.

La polémica no terminó aquí, ya que una vez finalizado el partido y con todo el dispositivo de la UIP preparado los aficionados del Real Madrid (casi tres mil) abandonaron el Vicente Calderón. La mayoría lo hizo en los autocares que les habían llevado con retraso al encuentro, y el grupo de seguidores de Ultra Sur fueron escoltados de nuevo hasta el punto acordado. Sin embargo, y gracias a la vigilancia posterior de la Unidad de Intervención Policial que seguía desplegada por los alrededores del estadio se evitó un altercado considerable entre aficionados radicales de uno y otro equipo. Las Fuerzas Antidisturbio detectaron en las inmediaciones de la Puerta de Toledo a varios seguidores de Ultra Sur que esperaban a rivales del Frente Atlético y procedió a resolver el previsible encontronazo sin necesidad de realizar carga alguna. Resultado: 50 identificaciones de miembros de Ultra Sur y 25 de Frente Atlético.

El asunto de los Ultra Sur llegó hasta el presidente de la LFP, Javier Tebas, que fue tajante al respecto pese a que en este caso al ser partido de Champions la competencia no es de la Liga: "Los Ultra Sur sobran en los estadios. No se permitió su acceso pero hubo que reubicarles por un problema de seguridad, que es la prioridad. En este asunto los clubes, Liga, CSD y Federación vamos todos por la misma línea aunque estos hechos puntuales nos significan que queda mucho por hacer y debemos seguir trabajando".


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba