Deportes

Florentino pone a trabajar a la prensa del régimen: match-ball para Casillas y Ancelotti ante el Atlético

Más allá de la trascendencia del partido para el club o de la limitación por las bajas, el encuentro ha sido vendido por los medios afines a Pérez como un ultimátum para el técnico y el portero, quienes no cuentan en los planes del año que viene del presidente.  

Casillas y Ancelotti, en rueda de prensa.
Casillas y Ancelotti, en rueda de prensa.

La temporada toca a su fin y las decisiones de futuro comienzan a aparecer en la mesa del presidente del Real Madrid. Una de ellas atañe a Iker Casillas, quien pese a haber vivido una temporada convulsa, ha advertido recientemente que tiene intención de cumplir su contrato, que concluye en junio de 2017. Y eso aún sabiendo que Florentino Pérez, presidente y director deportivo del Real Madrid, no cuenta con él en sus planes para la próxima campaña. La decision de Iker ha torpedeado los planes del presidente, al provocar la negativa de David de Gea a venir al club para competir con Casillas, ya que que no quiere vivir una situación similar a la que sufrió Diego López, con la prensa y la grada dividida en dos trincheras.

La decisión del portero no ha sentado bien en la zona noble y las consecuencias comienzan a hacerse tangibles. Casillas vuelve a estar en el ojo del huracán de la actualidad. Ayer algún medio del régimen, abiertamente afín al presidente, deslizó que De Gea persisre en su ídea de venir al Real Madrid pese a la decisión de Casillas de quedarse en el club. Información incierta, pues el exatlético advirtió a Jorge Mendes que no estaba dsipuesto a desgastarse compitiendo con Casillas y que prefería quedarse en el Manchester United. Casillas, como antes le ocurrió a Sergio Ramos, cuya renovación por el club se encuentra en punto muerto, es consciente de que en los próximos días se publicarán todo tipo de rumores e informaciones, algunas tratando de empujarle a buscar una salida del club en verano.

Una de las cosas que se está instrumentalizando en su contra es el partido de vuelta de cuartos de final entre el Real Madrid y el Atlético. Un encuentro que ya se ha vendido por parte de ese sector de la prensa aflorentinada como un ultimátum para dos hombres, casualmente los dos que no tienen sitio en el proyecto de Florentino Pérez para la temporada que viene: Carlo Ancelotti e Iker Casillas. El entrenador tiene contrato hasta 2016 y si el Real Madrid quiere rescindirlo tendrá que pagarle su finiquito. Mientras que el portero tiene previsto seguir peleando por la titularidad en el Real Madrid el año que viene, ya que en verano hay Eurocopa. Iker ya sabe que vienen tiempos difíciles y para ejemplo el mensaje de Ancelotti la pasada semama: "Si llega un portero mejor que Casillas, Iker no será titular. Y es posible que llegue...".  


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba