Deportes

Casillas utiliza el derbi y la Copa para reivindicarse ante Ancelotti y su hija

Quince años sin perder ante el Atlético, 24 derbis en total, y los ocho partidos de Copa con la portería a cero. En un partido y una eliminatoria sentenciada al cuarto de hora (0-2), el Real Madrid alcanza la final copera sin encajar un gol, algo que no ocurría desde 1916 y nunca con un mínimo de tres eliminatorias previas.

Iker Casillas continúa sin saber lo que es perder un derbi 15 años después de su última derrota ante el Atlético, el 30 de octubre de 1999, en el que disputó los últimos 40 minutos por la expulsión de Bizarri. Desde entonces (1-3) no ha perdido ninguno de los 24 derbis que ha jugado, 22 en Liga y dos en Copa.

"¿Por qué todo el mundo se preocupa por Iker Casillas y a nadie le importa cómo está Diego López?", dijo la hija de Ancelotti. "El míster y yo hemos hablado y hemos zanjado el tema; las disculpas hay que aceptarlas", comentó Iker al término del partido.

Las dos últimas derrotas del Madrid frente al Atlético fueron con Diego López en la portería: la pasada final de Copa del Rey y el partido de ida en la presente edición de la Liga. Además, Olímpic de Xátiva, Osasuna, Espanyol y el propio Atlético le han marcado un gol a Casillas en esta edición de la Copa. De hecho, el Madrid es el primer equipo que alcanza la final copera sin haber recibido goles desde 1916 y el primero en hacerlo desde que se disputan un mínimo de tres eliminatorias previas a la final.

Con el tema de la clasificación bastante claro, pues el Madrid había ganado 3-0 en la ida, quedaban pocas cosas por dirimirse en el Calderón. A pesar de la escasa tensión competitiva, que se redujo aún más con dos penaltis marcados por Cristiano en el primer cuarto de hora, el partido tomó una senda tensa, tanto en la grada como en el terreno de juego.

No jugaban ni Diego Costa ni Pepe, los dos jugadores que más se calentaron en la ida. Arbeloa, sin pareja de baile para pegarse, se mostró bastante tranquilo. El duelo se desplazó a Raúl García, decidido a buscar las cosquillas a Xabi Alonso. El navarro pareció pensar que podía sacar un penalti en cualquier momento, ya que el Madrid había tenido dos a su favor. Se dedicó a trabarse con el tolosarra, a hablarle, a buscarle insistentemente, y Alonso no se amilanó, él también controla los códigos de la marrullería.

El partido se recordará también por una acción muy aparatosa. Manquillo, joven lateral atlético, saltó con Cristiano en un balón dividido y cayó de forma escalofriante, con la cabeza en la hierba y el cuello doblado. No tuvo el luso intención de hacer daño, aunque se llevó una amarilla más por lo espectacular del lance que por su acción. El jefe de prensa de Simeone, en una red social, leía la acción con el colmillo retorcido.

“Pues nada, de los agresivos jugadores del Atleti, dos en el hospital en 3 días. Pero tranquilos Javier Manquillo también se recuperará”, comentó José Luis Pasques, mezclando churras con merinas. El canterano tiene, a falta de más pruebas, un esguince cervical, una dolencia menor para lo que pudo ser. Cristiano, después de la acción, se acercó al lateral para preguntarle por su estado.

En la segunda parte ni siquiera quedaban ganas para seguir a la gresca. Pero en la grada pasaron cosas suficientes para abochornar al fútbol. El partido llegaba bastante caliente, con declaraciones previas y cierto aroma de revancha en el ambiente, un entorno que propició lo que posteriormente se vio en el Calderón. Cuando los jugadores se retiraban del campo en el descanso un mechero amarillo voló hasta impactar en la cabeza de Cristiano. El jugador quedó tendido en la banda y se recuperó pronto. El equipo de seguridad actuó con premura e identificó al agresor, aunque no está confirmado que fuera setenido.

Los problemas no terminaron ahí, también entre aficionados del Atlético hubo un conato de trifulca, reproches de una grada a otra que pudieron terminar mal pero que, afortunadamente, fueron apaciguados antes de llegar a más. Algunos aficionados, imbuidos de ese ambiente macarra, no supieron ver que hay límites que nunca debe ser franqueados. Otra vergüenza.

El partido, tras el 0-2 de inicio dejó poco que analizar. Más gresca que fútbol, el mencionado nuevo récord de Casillas, que se convirtió en el portero que más tiempo seguido ha pasado con la portería a cero en la Copa -ocho partidos seguidos-, la primera derrota del año del Atlético en el Calderón, la vuelta de Varane a la titularidad y muy pocas cosas más. El Madrid está en la final.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba