Deportes

Cristiano no cae bien ni finamente

Cristiano se abraza tras uno de sus goles en Almería.
Cristiano se abraza tras uno de sus goles en Almería.

En prosa o en verso, de forma simpática o malsonante, Cristiano Ronaldo no cae bien. Y la gente se lo hace ver en los viejos tiempos de la barra libre del insulto y en los nuevos de la pretendida urbanidad y buena conducta. Ni el jugador consigue evitar ese desprecio que genera ni el espectador puede reprimirse. Hasta en el fragor de twitter, a los futbolistas obligados a guardar la compostura se les va la mano y luego se ven obligados a pedir perdón. Se disculpó más tarde, pero a Crusat lo que le salió de dentro fue llamarle chulo mientras seguía el partido del Madrid frente a su Almería desde el exilio.

Cristiano queda mal hasta en los regalos, campo en el que también se muestra competitivo, parece necesitar ahí también ser más que nadie. Lo mismo la sobrada forma parte de un guiño publicitario, pero al personal eso de gastarse ocho millones de euros en un reloj para cada compañero de la décima, y hacer ostentación del hecho, le ha sonado desagradable.

Igual tiene razón el propio Cristiano cuando dice que provoca envidia en las personas por ser guapo, rico y gran jugador, pero no todos los ricos, guapos y grandes jugadores, más allá de la camiseta que visitan, desatan esa reacción de repelencia. El luso aprovechó los últimos minutos de su último partido para engordar sus cifras siderales, a la altura de ninguno o sólo de uno. Llegó a su gol 25 en la Liga, el 32 de la temporada; anotó su tanto 28 en la impresionante racha triunfal del Real Madrid (20 partidos consecutivos ganando), sólo debería despertar admiración... Y sin embargo, tras cada una de sus conquistas, sólo recibe desprecio.  

"Ese portugués no me cae bien", le cantaron finamente en masa y con guasa andaluza en el estadio de los Juegos del Mediterráneo. Isco es aplaudido allá por donde va, dan ganas de abrazarle en cada cosa que hace. CR7 es buenísimo, aunque no tanto como le corea la propaganda y él mismo sospecha. Pero da lo mismo. A a ojos de demasiados, Cristiano es todo el día inaguantable.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba