Deportes

Nadal, con la mano izquierda en carne viva, sufre para pasar a cuartos y cree que esa herida pone en peligro su continuidad en Australia

El español Rafael Nadal sufrió para doblegar al japonés Kei Nishikori, por 7-6 (3), 7-5 y 7-6 (3) después de tres horas y 17 minutos, pero encontró el momento de atacar en cada set para hacerse con un puesto en los cuartos de final del Abierto de Australia.

Nishikori jugó un gran partido y mantuvo a raya al número uno del mundo. Tiene el japonés el don de la colocación en la pista, y una gran facilidad para conectar golpes ganadores escondiéndolos hasta el último momento, pero le falta aún el paso adelante para derrocar a un rival tan endurecido en mil batallas como es Nadal.

El español ganó un partido complicado en el que le ocurrió de todo. Fue advertido por la juez de silla Eva Asderakis por violación de tiempo dos veces. Rafa, que no había perdido un solo saque en los tres partidos anteriores sufrió cuatro robos en éste, rodó por los suelos y se rompió los cordones de su zapatilla izquierda y su mano izquierda, en la que tiene una llaga, tuvo que ser supervisada por el fisio al final del segundo set.

Una de las preocupaciones que tiene ahora mismo el español Rafael Nadal es esa herida abierta, lesión difícil de tratar que según el tenista de Manacor pone en peligro su torneo.

"No es doloroso pero sí es difícil de cubrir, y si lo hago me impide sentir la bola y la raqueta", dijo Nadal mostrando su mano abierta con la llaga en la parte superior del centro de la palma. "Si sigo así me la voy a destrozar", comentó.

Nadal explicó que hace unos días se inflamó pero ahora está "en carne viva" y que no puede permitirse el lujo de parar ni de dejar de entrenarse.

"El torneo está complicado así porque necesitaría cinco días para que la piel se recuperase y juego dentro de dos días", advirtió el número uno del mundo. "Hay que prevenir y tratarla con todo lo que disponen los médicos, porque mi torneo está en peligro y no creo que pueda jugar sin vendaje el resto del torneo", aseguró.

Convencido de que tendrá que jugar cubriendo esa zona, Nadal asumió el riesgo. "Es verdad que se pierde un poco de sensibilidad, pero no voy a ganar ni a perder por eso", dijo.

Sobre su próximo rival, el búlgaro Grigor Dimitrov, comentó que "está destinado a estar arriba" y que "tiene todo el talento para ser uno de los mejores de mundo y optar a ganar torneos como este".


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba