Deportes

Quique: "Todo lo que hace Neymar es útil: sus fintas, sus regates, sus driblings..."

El técnico del Getafe reivindica que "no es verdad que el Atlético de Madrid sea violento" y califica a Ancelotti como "un tipo tranquilo, un pacificador que reparte normalidad y eso en el fútbol es necesario".

Quique Sánchez Flores, técnico del Getafe.
Quique Sánchez Flores, técnico del Getafe.

Quique Flores retoma las riendas del Getafe tras su periplo árabe. Dispuesto a afrontar un reto duro, salvar la categoría de un equipo al que aún no ha puesto su sello, el técnico rebosa una confianza y serenidad que le da la madurez de sus 50 años. Victoria vital al Sevilla hace una semana y ahora regresa a Mestalla para aguar la fiesta de carnavales a su ex. Reflexiones pausadas y con enjundia a 'voz pópuli' de un hombre que respira fútbol por los cuatro costados con metas aún mayores aunque la inmediata no sea sencilla. 

-¿No es esta, la del Getafe, una misión imposible?

-No lo veo así, entre otras cosas porque no soy un kamikaze. He venido a un club que tiene ganas de mejorar, a un equipo con ganas de hacer las cosas bien, donde veo implicación y además hay plantilla para mejorar. Estamos en ese camino. Creo que hay vida, hay esperanza y no estamos en una situación límite; eso sí, tenemos que trabajar mucho y duro para cumplir el objetivo. Eso se puede lograr con cierta racionalidad.

-¿Conocer la casa te otorga ventaja?

-Eso me hace sentirme bien para trabajar y creo que todos rendimos más cuando nos sentimos a gusto con la gente para la que trabajamos y nos exponemos. Pero conocer las cosas no te asegura que vayan a salir mejor. Aunque conozco el Getafe, empiezo de cero porque estoy en proceso de conocer la plantilla, el equipo, sus mecanismos y demás con el objetivo de salvar la categoría.

-¿De qué le sirvió la experiencia en Dubai?

-Estuve tres años y eso que iba para ocho meses. Cambié mi experiencia laboral por una mezcla de experiencia laboral y vital; y creo que debía hacerlo así. Soy muy de piel, de sensaciones, de hacer lo que siento y cuando he prolongado cada año es porque me he sentido bien. Di prioridad a otras cosas que estaban por debajo en la escala de valores y la experiencia resultó positiva volviendo no siendo peor entrenador de lo que me fui y mucho más concienciado de lo que soy. No descarto volver, tengo una mente libre y abierta, así que si surge y coinciden mis ganas con sus necesidades, podría regresar. Sin embargo, ahora mis ganas están puestas en Europa.

-¿Qué análisis hace Quique Flores de su evolución como entrenador?

-No me puedo comparar con mis inicios de entrenador. Es una evolución personal, es difícil separar lo personal de lo profesional. Al final, uno trabaja como vive y se transmiten ambas cosas. Me veo más calmado, acompañado por otras personas. Hubo momentos en mi vida que me equivoqué quizá porque era más joven, estaba muy nuevo, pero la experiencia te marca, te hace evolucionar. Te marcas escalas, valores, principios, ideales. Al final eres distinto y también hace mucho la gente que te debe acompañar. A veces en mi vida he tomado decisiones en función de las necesidades de otros, a veces he tenido compañeros que han sido más carga que ayuda... Y cuando eso lo defines, todo fluye mucho más. Vamos entendiendo muchas cosas.

-Con 50 años recién cumplidos y una dilatada carrera como futbolista y ahora como técnico, ¿qué le queda por ver?

-Espero que me quede mucho por ver como persona y como entrenador. El fútbol está en constante evolución y queda mucho por hacer. La gente piensa que el fútbol es inmovilista, que siempre es lo mismo. Pero las tendencias cambian, los futbolistas cada vez tienen más información, hay un gran nivel y exigencia, por lo que más allá de la edad uno no puede quedarse parado.

-¿Por qué la afición de Getafe no llena su estadio? ¿De quién es la responsabilidad?

-Es un problema de escenario. Muy comparable a la vida de un artista o un actor, el fútbol no deja de ser una función semanal y al final la gente siente y se apasiona en función de lo que se ofrece desde el escenario. Y nosotros tenemos la obligación de ofrecer algo diferente, que genere emociones, compromiso, dar la sensación de que hacemos algo por alguien. Y si conseguimos que venga gente no será por ser más altos o guapos, sino porque somos capaces de montar algo que llame la atención del aficionado.

-La función frente al Sevilla levantó al aficionado del Getafe...

-Sí, pero estamos lejísimos de lo que entiendo que debe ser un equipo con estabilidad, regularidad y compromiso continuo. Lo estamos trabajando casi sin tiempo, pero las horas de trabajo darán su fruto.

-La visita a Valencia es otro estímulo más...

-El otro día me dijeron que acumulo casi 500 partidos allí, no sé si es bueno o malo porque son muchos, pero después de tantos tiempo en Valencia me hace sentir muy especial este encuentro. Pienso un partido difícil y trataremos de llevarlo al plano que más nos favorezca.

-¿Se imagina la última jornada de Liga luchando por salvar la categoría ante el Real Madrid?

-Me veo intentando ganar partidos antes Si ganamos cada partido que imaginamos, no llegaremos a esa situación. Pero no me gusta imaginar mi vida ni mi trabajo ni fiarlo a tantos meses. No miro ni el calendario; no sé ni con quien juego dentro de tres semanas. Me centro tanto en lo inmediato que no me distraigo en imaginar ni analizar lo que va a ocurrir después.

-¿Qué virtudes atesoran Ancelotti, Luis Enrique y Simeone?

-Luis Enrique es un apasionado y le conozco bien porque compartíamos esa inquietud de ser entrenador cuando éramos jugadores en el Real Madrid. Hubo muchas concentraciones en las que Laudrup, Míchel, Luis Enrique y yo nos metíamos a jugar al PC Fútbol en una habitación y compartimos esa pasión. Ancelotti es un tipo tranquilo, un pacificador que reparte normalidad y eso en el fútbol es necesario. El Cholo es entusiasmo, filtro, piel, sensaciones... Hablé con él hace poco coincidimos después de cenar y nos juntamos a hablar de fútbol hasta que hubo que poner punto final porque era muy tarde. Hubiésemos seguido toda la velada... No te agotas de hablar con él de fútbol.

-¿Sufrió en ese encuentro con Simeone la violencia que dicen ejerce su equipo?

-Al Cholo no le sacan amarillas hace tiempo (risas). No es verdad que sea violento el Atlético de Madrid. Simplemente tiene y transmite el espíritu del Cholo, muchas veces no es pecar de nada. Los equipos deben ser competitivos, porque cuántas veces hemos visto a entrenadores quejarse porque sus equipos no han tenido actitud... Pues eso, con el Cholo, es innegociable. Casi todos firmaríamos que nuestros equipos fueran así.

-La obra de Simeone en el Atlético es inmensa, pero la primera piedra la puso Quique Flores. ¿Le enorgullece ese papel en la historia rojiblanca?

-Tuve algunos jugadores de los que aún quedan en la plantilla como Koke que entonces empezaba y ahora es una estrella. Raúl García, Juanfran, Godín que llegó el último año, y comenzaron aquella primera saga de títulos. El Cholo dio un salto en mayúsculas pero evidentemente hay un inicio de inercia que está ahí y que los atléticos, que son super agradecidos, siempre me lo dicen: ¡Quique esto lo empezaste tú! Pero sí es verdad que cambiamos una tendencia en el Atleti.

-¿Es cierto eso de que se ve en el futuro entrenando al Madrid?

-Eso sale porque lo preguntan los periodistas. Está claro que cuando trabajas, pueden suceder cosas, pero no voy diciendo si voy a entrenar o no al Real Madrid. Me preparo muy duro siempre y me coloco visualmente en cualquier escenario entrenando a cualquier equipo de nivel o también un modesto como el Getafe. Me coloco en cualquier lado que sea feliz.

-Como ex futbolista del Real Madrid, ¿qué opinión le genera la fiesta de cumpleaños de Cristiano posterior a la derrota 4-0 ante el Atlético de Madrid?

-Por qué antes eran tan buenos y ahora son tan malos estos futbolistas. El problema es que no tenemos término medio en el fútbol y ni cuando ganaban tanto eran perfectos ni ahora que pierden son tan imperfectos porque han competido. El derbi no lo jugaron bien, tampoco estuvieron a la altura, pero en una temporada tan exigente puede ocurrir. Lo malo es que se repita entonces sería preocupante aunque no es el caso de esta plantilla. ¿Lo de la fiesta? Son chicos jóvenes y deben estar bien asesorados, bien dirigidos y acompañados para que eso no ocurra. No sé si lo hice como jugador, igual me equivoqué de joven, pero ellos saben perfectamente que se han equivocado y que no era el momento. Su respuesta es en el terreno de juego ante el Deportivo; ahí tienen que decir  a la afición: 'señores, nos equivocamos y vamos a rectificar1.

-La competencia Messi vs Cristiano no para...

-Ellos están a un nivel superior y son los únicos que siguen haciéndonos creer que el Balón de Oro es para uno u otro. Pero son tan distintos que no se hasta qué punto admiten comparación; creo que los dos ven un fútbol completamente distintos. Si tuviera una cámara GoPro cada uno mientras juegan un partido veríamos que son dos fútbol absolutamente diferentes.

-¿Se ha colado Neymar en la fiesta de Messi y Cristiano?

-Neymar llegó el año pasado a la Liga y este año ya ha irrumpido. Todo lo que la pasada temporada hacía y parecía un añadido ahora es útil. Todos sus driblings, fintas o regates son útiles y eso le han hecho un jugador muy especial y espectacular.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba