Pep Guardiola y su pareja desde hace más de 20 años, Cristina Serra, se casaron el pasado jueves en Matadepera en una discreta ceremonia reservada de manera casi exclusiva a la familia, pero la fiesta que prepararon para celebrar su unión se trasladó al fin de semana y a muchos kilómetros de Cataluña, en Marrakech. 'Mundo Deportivo' ofrece en exclusiva imágenes de los invitados que asistieron a los festejos, en los que no faltaron las haimas, la música y la comida marroquí.

Según informa el diario deportivo catalán, en un avión fletado para 60 personas, la expedición nupcial llegó a Marrakech el viernes 30 hacia las cinco de la tarde. Alojados en el Amanjena Golf Hotel, centro de operaciones de una celebración que duró tres días. Viajaron en el vuelo sus amigos, algunos de ellos relacionados con su profesión, como Guillermo Amor, el agente de Pep, Josep Maria Orobitg, el ex tesorero del Barça Xavier Sala i Martín, el doctor Ramon Cugat, el periodista Jordi Basté y el escritor y cineasta David Trueba.

Precisamente, el buen recuerdo del título mundial logrado en invierno en Marrakech con el Bayern, le devolvió a Guardiola a la ciudad. Ya de vuelta a Barcelona, en la terminal del aeropuerto de Marrakech, Pep se despidió del cantante Lluís Llach, que tomaba un vuelo a Mali.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba