Junto a otros nueve jugadores

Karabatic, arrestado por el escándalo de las apuestas del Montpellier

Varios jugadores del Montpellier de balonmano, entre ellos el campeón olímpico Nicola Karabatic, considerado el mejor jugador del mundo, fueron arrestados en París por la investigación abierta por el presunto amaño de un partido para obtener beneficios mediante apuestas.

Karabatic, arrestado por el escándalo de las apuestas del Montpellier
Karabatic, arrestado por el escándalo de las apuestas del Montpellier

Los arrestos tuvieron lugar este domingo, minutos después de que el Montpellier, ganador de nueve de los últimos diez títulos ligueros franceses, perdiera el encuentro de liga contra el París Saint-Germain por 38 a 24. Aunque el equipo de la capital se ha reforzado mucho gracias al dinero aportado por los propietarios cataríes, la abultada derrota muestra que los jugadores del Montpellier se vieron afectados por el escándalo de las apuestas.

Además de Karabatic, fue arrestado su hermano Luka, también jugador del Montpellier, y Samuel Honrubia y Mladen Bojinovic, traspasados al PSG al principio de esta temporada, además del fisioterapeuta de la formación, que también trabaja para la selección. En total, se ha procedido a diez arrestos.

Agentes de la policía aguardaron a los jugadores al final del partido y los arrestaron y los trasladaron a Nanterre, a las afueras de la capital, para someterlos a interrogatorios, informa la página digital del diario L'ÉquipeSegún diversas fuentes, los arrestados no volverán a Montpellier con el resto del equipo. Además, también serán interrogadas las esposas o novias de algunos de los deportistas.

La policía sospecha que al menos ocho jugadores del club, además de sus esposas y novias y miembros del equipo técnico, apostaron fuertes cantidades de dinero a un encuentro de finales de la pasada temporada, lo que les habría reportado unos 200.000 euros

La policía sospecha que al menos ocho jugadores del club, además de sus esposas y novias y miembros del equipo técnico, apostaron fuertes cantidades de dinero a un encuentro de finales de la pasada temporada, lo que les habría reportado unos 200.000 euros. El grueso de las sumas apostaba por una derrota del Montpellier en el descanso del encuentro disputado contra el Cesson-Sévigné el pasado 12 de mayo, cuando los primeros ya se habían garantizado el título.

El organismo público de apuestas francés detectó una cifra anormal de apuestas sobre ese partido, 70.000 euros, frente a los pocos cientos habitualmente, por lo que alertó a las autoridades. Enseguida se abrió una investigación que permitió averiguar que el grueso de los apostantes eran jugadores del Montpellier o allegados.

El reglamento francés impide a los deportistas apostar, directa o indirectamente, en una competición en la que están implicados. El escándalo salió a la luz el pasado martes y ha provocado un gran revuelo en Francia.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba