Deportes

El tratamiento de parte de la prensa deportiva catalana al caso Neymar y la dimisión de Rosell en un tuit: "Ganan los malos"

El Barça es “intocable” y cualquier noticia negativa sobre el club es recibida con desconfianza. La consigna en no pocos medios de comunicación deportivos catalanes es “no crear alarmismo” con informaciones poco amables sobre la actualidad de la entidad azulgrana.

Esta ha sido la tradicional teoría de comunicación en la prensa de Barcelona, aliñada ahora por muchos de ellos con la salsa política del independentismo. Casi todo lo malo que le sucede a la entidad barcelonista es culpa de la llamada “caverna españolista”.

En Barcelona nunca pasa nada. Y si pasa, se tapa o, como mal menor, se mira para otro lado. El culmen de esta particular forma de entender el periodismo ha llegado con el caso Neymar.

Está perfectamente resumido y detallado en el último post del blog La libreta de Van Gaal. Su título, "¿Diarios barcelonistas? No, rosellistas" lo dice todo y describe hasta dónde han llegado esta vez los dos deportivos de Barcelona: Sport y Mundo Deportivo.

Vista la línea editorial de ambos diarios, no sorprende lo que algunos periodistas que trabajan en ellos escriben en Twitter.

Es el caso de Francesc Perearnau, subdirector del Mundo Deportivo. El primer mensaje, demoledor, nada más conocerse que Sandro Rosell iba a dimitir como presidente del Barça:

Veinticuatro horas antes, Perearnau aún teorizaba con estilo acerca de 'la conspiración':

Claro que peor pareció tomarse el adiós de Rosell su compañera de periódico, la televisiva y popular Cristina Cubero. No mata al mensajero, sino directamente al socio que ha puesto la denuncia contra el ya expresidente culé:

Cristina es fan entregada de Rosell y de toda su junta directiva. Del "proyecto", vamos. Y no lo esconde:

En realidad, apoya de forma incondicional a todos los directivos -al nuevo presidente le llama cariñosamente 'Barto'- excepto a Toni Freixa:

Con todo, Cubero se siente muy "periodista":

Lluís Mascaró, director adjunto de Sport, también ha escrito sobre la 'conspiración':

Y, claro, en toda conspiración que se precie tiene que haber un mensajero al que culpar:

Carme Barceló también escribe en Sport. Y también exhibe su pesar y fastidio por la dimisión de Rosell, tanto en el programa de televisión El Chiringuito como en su Twitter:

Y para empezar bien, una alabanza al nuevo presidente:

El penúltimo en apuntarse a la fiesta fue Francesc Aguilar, subdirector del Mundo Deportivo. Primero dio lecciones de periodismo:

Luego, un cursillo de catalán acelerado:

Y por último, cómo no, de manual. Mató al mensajero:

Seguro que en las próximas horas vendrán nuevos mensajes. Porque los "malos" siguen al acecho.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba