Nuevo escándalo en la sincronizada

"Sabíamos que teníamos que firmar con Anna Tarrés porque si no había represalias"

Según desveló 'La Sexta' y confirman nadadoras como Marga Crespí y Andrea Fuentes, así como el presidente de la Federación Española, Fernando Carpena, la exseleccionador obligaba a sus pupilas a firmar un contrato de representación con ella.

Según informó 'La Sexta', la exseleccionadora de natación sincronizada, Anna Tarrés, obligaba a nadadoras del equipo nacional a firmar un contrato de representación que incluía una cláusula por la cual ella se encargaba de la gestión y distribución de todos los ingresos publicitarios.

El contrato lo firmaron las nadadoras del equipo nacional Marga Crespí, Andrea Fuentes, Thais Henríquez y Alba Cabello el pasado mes de marzo. De hecho, Marga Crespí asegura que "en esa época estábamos al mando de Anna Tarrés; entrenábamos en el equipo con ella y sabíamos que teníamos que firmarlo porque si no, sufríamos represalias. Entonces lo firmamos, nadie abrió la boca; se firmó y punto". Por su parte, Andrea Fuentes también confirma que "evidentemente firmé porque yo quise; lo que está claro es que son sistemas un poco represivos. Te ves un poco medio forzada a firmar". 

"Sí tengo conocimiento del contrato, las chicas nos lo mandan a principios de noviembre", confirma también el presidente de la Federación Española, Fenando Carpena. "Nos habían dicho que tenían un contrato, pero sin detalles, entonces nos lo mandan a la asesoría jurídica porque lo que quieren es asesoría jurídica para redactar un documento de rescisión. Nuestra asesora ve que un ''contrato de agencia'' a una persona, esa persona tiene que buscar patrocinios para pagar los gastos que se generen... y el remanente lo repartirá Anna Tarrés", apunta el dirigente.

"Es algo que nos enteramos ya con el nuevo equipo técnico, incluso antes de la presentación, y nos dijeron que tenían un contrato que querían salir. Se quedó en el aire porque estábamos pendientes de todo el nuevo equipo técnico", añade. "Lo primero es que las chicas me lo aclaren y que si me pueden dar más datos que me los den. Si ha habido unas chicas que han sido capaces de decir esto en público me merecen todo el respeto y lo que van a tener es mi apoyo. Pero en cualquier caso lo que quiero es que me aclaren si ha habido más cosas", confiesa Carpena.

"He sido muy proteccionista con todo el mundo y me encuentro en una situación, pendiente de una sentencia que ataca mi credibilidad, mi dignidad y el bolsillo de la Federación. Seguiré callado hasta que deje de estarlo, ahora las chicas se han atrevido a hacer esto, yo digo chapó, no estoy hablando de chicas que no estén sino que están. Solo las he dicho: ''Tenéis todo mi apoyo, pero quiero que me contéis más cosas''. Quiero que me precisen y que me aclaren que es eso de que ''sabían lo que les pasaría''", explica el presidente de la RFEN.

Cabe recordar que Anna Tarrés ha demandado al presidente de la Federación Españoal de Natación, Fernando Carpena, por entender que estaba detrás de una carta en la que quince nadadoras denunciaban trato vejatorio. La entrenadora solicitó una indemnización de 350.000 euros por daños morales, aunque a la salida del juicio recordó que "nunca se llegará a limpiar el daño" hacia su persona. Alguna de esas nadadoras estuvieron presentes para testificar en la vista.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba