Posibles secuelas cerebrales por golpes

El crimen y suicidio de Belcher reabren el debate sobre la dureza del fútbol americano

Jovan Belcher, jugador de los Kansas City Chiefs, mató a su pareja y se suicidó. La noticia reabre la polémica sobre las secuelas físicas de un deporte con lances muy violentos.  

El crimen y suicidio de Belcher reabren el debate sobre la dureza del fútbol americano
El crimen y suicidio de Belcher reabren el debate sobre la dureza del fútbol americano

Jovan Belcher, linebacker de 25 años de los Kansas City Chiefs, mató a su novia a tiros, se subió a su coche, condujo hasta el estadio Arrowhead y allí se suicidó de un disparo en la cabeza delante del gerente y el entrenador del club, a quienes antes les agradeció todo lo que habían hecho por él.

El suceso, ocurrido el sábado y que deja huérfano a un niño de tres meses, conmocionó a la NFL, la liga profesional de fútbol americano. Las autoridades no tenían indicios que expliquen un asesinato y un suicidio que fueron un shock para el equipo un día antes de su partido contra los Carolina Panthers. La NFL no suspendió el encuentro, que se disputó según lo programado.

“Jovan era un padre feliz y orgulloso, con fotos de su bebé en su página de Facebook”, dijo Joe Linta, agente del jugador fallecido. “Esto es impactante. Algo salió increíblemente mal y probablemente nunca sabremos qué fue”. Esa ausencia de problemas o conflictos previos al terrible suceso ha provocado el rebrote de un viejo debate: las secuelas físicas de un deporte tan exigente como violento.

Así, la familia del fallecido se ha unido a una denuncia colectiva de cientos de jugadores y ex jugadores contra la NFL por no atajar los diferentes problemas que creen se derivan de la brutalidad del fútbol americano. Según los denunciantes, son numerosos los casos de depresión, problemas de memoria, de visión y fuertes dolores de cabeza. La Liga lo niega todo, pero ha aceptado subvencionar la puesta en marcha de una línea telefónica de urgencias 24 horas, no sólo para jugadores, sino también para entrenadores.

El drama y posterior escándalo ha cruzado el océano y, según informa Le Figaro, la Liga Nacional y la Federación Francesa de Rugby han decidido poner en marcha este año, el llamado "protocolo de conmoción cerebral". Así, en casos de sospecha de conmoción el jugador puede ser evacuado del campo en cinco minutos, siempre bajo supervisión de un médico, que será el encargado de evaluar el estado neurológico del lesionado. De momento, no se ha registrado en el rugby galo ningún caso similar a los producidos en Estados Unidos.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba