Tres platas y cuatro bronces en Barcelona

La sincronizada española sigue funcionando después de Anna Tarrés: siete medallas

Las chicas dirigidas ahora por Esther Jaumà, Mayuko Fujiki y Gemma Mengual igualaron en los Mundiales de Barcelona las siete medallas de Roma 2009. Ona Carbonell se colgó siete de siete pruebas en las que compitió.

El equipo español de natación sincronizada cerró una más que buena competición con la tercera medalla de plata, la séptima en total, gracias al baile que se marcaron a ritmo de Elvis Presley en la final de la rutina del combo libre, con una puntuación de 94,620 puntos, a bastante distancia de una Rusia (97,060) que sólo sabe nadar para colgarse el oro, pues se van con siete metales de muchos quilates, y con Ucrania (93,350) completando el podio.

En la era post-Anna Tarrés, las chicas dirigidas ahora por Esther Jaumà, Mayuko Fujiki y Gemma Mengual se marcaron un rock épico para rememorar al rey del género y poner en pie a un Palau Sant Jordi que presentó una imagen impactante, incluso superando el récord de asistencia del sábado anterior, al no poder estar quieto viendo bailar a las anfitrionas, que pusieron con la plata un gran broche final a la sincronizada, en que se igualaron las 7 medallas de Roma 2009.

Con Ona Carbonell, que ha completado las siete pruebas y siete medallas, Marga Crespí (con cinco preseas), Clara Basiana, Alba Cabello, Thais Henríquez, Paula Klamburg y las más jóvenes Sara Levy, Meritxell Mas, Laia Pons y Cristina Salvador, España dice adiós a los segundos Mundiales en Barcelona en diez años con tres platas y cuatro bronces.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba