Deportes

Rossi sigue revolcándose en el fango: "Lorenzo no tiene huevos para ir a Ducati, seguirá en Yamaha"

El comienzo del Mundial de MotoGP y la victoria de Jorge Lorenzo en la primera carrera han reavivado la tensión entre Valentino Rossi y los pilotos españoles.

Valentino Rossi, durante el GP de Cátar.
Valentino Rossi, durante el GP de Cátar. EFE

Valentino Rossi, un mito viviente que bien puede presumir de haber elevado hasta el cielo el deporte que practica y que dominó durante más de una década (de 1997 a 2009), lleva camino de destruir todo lo que ha edificado con su excepcional trayectoria profesional. La escandalosa bronca que atronó el final del pasado campeonato no está apagada. Ni mucho menos.

Las duras acusaciones del italiano del equipo Yamaha sobre un acuerdo entre el trío principal de epañoles de MotoGP -Marc Márquez (Honda), Jorge Lorenzo (Yamaha) y Dani Pedrosa (Honda)-, la patada de Valentino a Márquez en el GP de Malasia, las descalificaciones posteriores, los insultos... Demasiadas cosas y demasiado enquistadas como para un arreglo rápido.

Todo se ventiló, además, en público. En periódicos, radios, televisiones y, sobre todo, en redes sociales e Internet. Millones de altavocres que llegan a millones de personas de muy diferentes culturas y formas de ser y de pensar. La mecha del odio que encendió Rossi no se ha apagado en su interior ni, evidentemente, es ignorada por su incontable ejército de fans en todo el mundo. Y ello ha provocado que el Mundial de MotoGP se haya convertido en un lodazal peligroso.

Si en un circuito como Losail, en pleno desierto de Catar, un puñado de aficionados abuchearon ostensiblemente a Lorenzo -ganador- y a Márquez -tercero- cuando les entregaron sus respectivos trofeos en el podio, ¿qué sucederá en los grandes premios europeo más calientes?

Tampoco ayudan, todo lo contrario, gestos como el de Lorenzo dibujando con su mano una cremallera cerrada en la boca nada más cruzar la meta vencedor. Se ha interpretado como un recado para Rossi, y el propio campeón español ha dejado crecer la bola al comentar: "Que cada uno saque sus propias conclusiones".

Y mucho menos contribuye a pacificar la situación el cruce de declaraciones entre los dos compañeros de Yamaha comentando las negociaciones y el futuro profesional del otro. Si Lorenzo dijo que Rossi ha renovado con el equipo japonés "porque no tenía muchas más opciones", el piloto italiano fue mucho más allá al asegurar que Jorge "no tiene huevos para irse a Ducati".


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba