Deportes

Mireia Belmonte, Javier Gómez Noya y Diego Simeone, Premios Nacionales del Deporte 2013

Entre los premiados figuraron además la nadadora de sincronizada Ona Carbonell, la jugadora de baloncesto Angela Salvadores, mejor deportista menor de 18 años, el atleta paralímpico David Casinos y el exciclista Federico Martín Bahamontes, galardonado con el Premio Francisco Fernández Ochoa por su trayectoria 

Premios Nacionales del Deporte 2013.
Premios Nacionales del Deporte 2013.

Los Reyes, don Felipe y doña Letizia, presidieron en el palacio de El Pardo el acto de entrega de los Premios Nacionales del deporte 2013, que reconocen como mejores deportistas del año a la nadadora Mireia Belmonte y al triatleta Javier Gómez Noya, así como al entrenador del Atlético de Madrid, Diego Simeone con el Trofeo Comunidad Iberoamericana.

La ceremonia, a la que también asistió doña Sofía y entregó el premio que lleva su nombre, distinguió entre otros, a las selecciones femeninas de baloncesto y a la capitana de natación sincronizada, Ona Carbonell. Entre los premiados figuraron además la jugadora de baloncesto Angela Salvadores, mejor deportista menor de 18 años, el atleta paralímpico David Casinos y el exciclista Federico Martín Bahamontes, galardonado con el Premio Francisco Fernández Ochoa por su trayectoria.

La gran ausente fue Mireia Belmonte, ganadora del premio Reina Sofía a la mejor deportista, que se encuentra en Doha donde participa en los Mundiales de piscina corta y ayer en su estrenó con dos oros, en 200 mariposa y 400 estilos, con sendos récord del mundo. Su galardón lo recogió su padre, José Belmonte. La nadadora de Badalona, que releva en el palmarés a Marina Alabau (Windsurf), consiguió en 2013 en los Mundiales celebrados en Barcelona la medalla de plata en los 200 mariposa y la de bronce en los 200 estilos, además de cuatro oros en los Campeonatos de Europa de piscina corta de 25 metros en Hering (Dinamarca). Los 200 mariposa, prueba en la que logró el récord de Europa, 400 y 800 libre y 400 estilos fueron los éxitos continentales de Belmonte, que en los últimos Juegos Olímpicos de Londres 2012, donde se colgó la plata en 200 mariposa y 800 libre.

El gallego Javier Gómez Noya recogió de manos del Rey el Premio Don Felipe Borbón, como el deportista español más destacado de 2013, año en el que prolongó su currículum de victorias en los Campeonatos del Mundo, tras la plata en los Juegos Olímpicos de Londres 2012. A los títulos europeos de 2007, 2009 y 2012 y los mundiales conseguidos en 2008 y 2010, el triatleta sumó otro mundial en 2013 para relevar en el palmarés al taekwondista Joel González, vigente campeón olímpico.

La capitana del equipo de natación sincronizada Ona Carbonell, ganadora de siete medallas -tres platas y cuatro bronces- en los Mundiales de Barcelona 2013, recibió el premio Infanta Cristina que la acredita como la deportista revelación del año pasado. Carbonell, que este año en los Europeos de Berlín fue plata en solo y combo, además de bronce en dúo y equipo, recogió la distinción de manos de la infanta Elena.

El impulso que vive el deporte femenino español tuvo su reflejo en la ceremonia con el reconocimiento para las selecciones femeninas de baloncesto, premiadas con la Copa Barón de Güell tras hacerse con el oro en 2013 en los Europeos absoluto, sub'20, sub'18 y sub'16. La máxima anotadora de la final de este último, Angela Salvadores, recibió el premio Princesa de Asturias Doña Letizia que reconoce al deportista menor de 18 años que más ha destacado durante el año por su progresión deportiva.

El fútbol también fue protagonista en el acto con la entrega del trofeo Comunidad Iberoamericana a Simeone, ganador del último campeonato de Liga con el Atlético de Madrid y candidato a mejor entrenador de este año. Simeone consiguió en 2013 la Copa del Rey, tras la Liga Europa y laSupercopa de Europa 2012. Simeone, acompañado por el presidente del Atlético, Enrique Cerezo, por el capitán GabiFernández y por los jugadores Diego Godín y Raúl García, recibió su premio de manos del Rey.

El niño canario de ocho años Alejandro Rodríguez Macías, que separó a un árbitro y a su monitor en un partido de fútbol de prebenjamines, arrancó una de las mayores ovaciones al recoger el Premio Infanta Doña Elena por el gesto más relevante de nobleza o juego limpio, horas antes de que el fútbol profesional celebre "un pleno" para concretar nuevas medidas contra la violencia. El alcalde de Guadalajara, Antonio Román, el realizador de televisión Víctor Santamaría, laFundación Trinidad Alfonso, el Grupo Covadonga y el colegio Gredos San Diego recibieron el resto de distinciones.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba