Deportes

Piqué se niega a pagarle a Hacienda los 2,5 millones de euros que le reclama, e irá a juicio

Piqué irá a juicio para intentar impedir que Hacienda le cobre los 2,5 millones de euros que le reclama. Villa y Casillas, en cambio, pagaron al fisco español sin rechistar.

Piqué, en Maracaná durante la final del Mundial de Brasil.
Piqué, en Maracaná durante la final del Mundial de Brasil. AP

Según publica el diario La Vanguardia, Gerard Piqué no pagará a Hacienda los 2,5 millones de euros que le reclama sin presentar batalla legal. El central del Barça, al contrario de lo que han hecho Villa y Casillas, irá a juicio porque no está de acuerdo con la Agencia Tributaria.

"Los inspectores han presentado (a Piqué) un acta de reclamación definitiva de 2,45 millones de euros, que incluyen una sanción simbólica de casi 9.000 euros, y que corresponden a los años 2007, 2008, 2009 y 2010. La ejecución de esa reclamación, sin embargo, está suspendida pues el jugador ha firmado en disconformidad, es decir que no acepta el criterio de la Agencia Tributaria, y ha decidido litigar en los tribunales contra el pago que se le reclama", informa el periódico barcelonés.

Quienes sí han pagado sin rechistar son otros dos futbolistas internacionales, David Villa e Iker Casillas. El delantero asturiano, actualmente en el New York City, abonó los 2,43 millones que le reclamaron correspondientes a los años 2009 y 2010. El capitán del Real Madrid y de la selección española hizo lo propio, en su caso dos millones.

La postura mansa de estos jugadores ha enfadado a otros futbolistas, e incluso artistas, que están en el punto de mira de Hacienda. Porque al pagar sin más parece que le dan la razón al fisco, cuando el oirgen de todas estas investigaciones están en la introducción de un nuevo criterio en el análisis de los derechos de imagen de los jugadores.

Según relata La Vanguardia, "en 1996, tras una dura campaña de inspecciones y largas negociaciones entre los clubs de fútbol, Hacienda y los partidos políticos, se acordó que los deportistas profesionales podían recibir de las entidades en las que prestaban sus servicios hasta un 15% del total en forma de derechos de imagen. Los jugadores recibían este dinero a través de una sociedad, pagando a Hacienda un máximo del 28%, que podía ser menor en función de las deducciones que pudieran justificar. Una gran ventaja respecto al tipo que se habría pagado si se considerase IRPF normal, como el del resto de los contribuyentes, establecido en el 52% o el 56% en el caso de autonomías como la de Catalunya. (Desde el 1 de enero pasado estos tipos máximos son del 47% y del 49% en Cataluña)".

"En 2006 se aprobó un nuevo régimen fiscal que regula determinadas operaciones entre lo que se denomina sociedades vinculadas que regula y obliga a establecer precios de mercado entre las sociedades y sus propietarios. La Agencia Tributaria considera que este cambio afecta a la regulación establecida para los derechos de imagen de los jugadores, que ya no podrían cederse sin coste a una sociedad que no demuestre tener una actividad efectiva relacionada con su gestión. Aplicado a las inspecciones actuales significa que el 15% declarado como derechos de imagen que los jugadores han recibido de los clubs se considera IRPF", añade el diario catalán.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba