Deportes

Messi se echa a la espalda un Barça con muchos suplentes para ganar en Eibar (0-2)

El delantero argentino volvió a demostrar su poderío marcando dos goles en un partido dominado de inicio a fin por el Barcelona. No fue un partido brillante, pero los de Luis Enrique volvieron a demostrar su buen momento de forma.

Messi, en su segundo gol.
Messi, en su segundo gol. EFE

El Barcelona sigue pisando fuerte en la Liga. El equipo de Luis Enrique, que se encaramó la pasada semana a la primera posición, ganó con solvencia al Eibar. El partido podía ser tramposo, pues es lógico pensar que los azulgrana estarían pensando más en el Mancheste City y en el Madrid que en su visita a Ipurua, pero no faltó la concentración y la profesionalidad.

Se notó, eso sí, que Luis Enrique pensaba en su alineación en lo que le queda por delante. Ni Alves, ni Alba, ni Iniesta ni el lesionado Busquets. Los tres de arriba sí, que lo juegan todo. Tanto cambio hizo que el equipo fuese menos poderoso, como si tuviese algo menos de movilidad, pero en cualquier caso fue suficiente para batir a sus rivales, que llevan una pésima racha de resultados con ocho partidos consecutivos sin encontrar la victoria.

La clave del éxito fue, una vez más, Messi. Participó lo justo en el juego pero fue absolutamente decisivo en el marcador, consiguiendo los dos tantos de su equipo. El primero de penalti, para variar bien tirado, el segundo de cabeza. Más allá de eso dejó un par de ataques más en los que recordó a la concurrencia quién es él, pero tampoco será el vídeo que enseñe a sus nietos cuando quiera demostrarles el tipo de jugador que era.

El Barcelona se encontró con un Eibar muy defensivo, con cinco zagueros y tres mediocentros estorbos. Por eso, y porque muchos de los titulares estaban en el banquillo, el partido estuvo muy lejos de ser vistoso. Se notó la ausencia de Alba, que es un puñal en la banda y oxigena a su equipo. Adriano, que no cuenta en demasía para Luis Enrique, subió tímidamente, no se hizo el dueño de su lado. Con la superpoblación de jugadores por el medio propuesta por Garitano el juego se hizo previsible, algo cansino. Pero el Barça nunca se desesperó, se siente cómodo con el balón y en todo momento tuvo fe en solventar rápido la papeleta. Cumplieron.

En el capítulo de efemérides cabe contemplar el doblete de Messi, que le pone ya con 32 goles a estas alturas del campeonato. Supera en dos tantos a Cristiano, que a buen seguro intentará conseguirlo. Más difícil aún es el hito que logró Xavi. El de Terrassa sumó su partido 750 con la camiseta del Barça. Casi nada. Es uno de esos jugadores que podrá decir en un futuro que mandó como nadie en un equipo. Una leyenda verdadera, de letras de oro. El fútbol se le agota, pero la memoria siempre le tendrá entre sus favoritos. 

Eibar: Bóveda, Ekiza, Raúl Navas, Lillo, Didac Vilà (Boateng, m.76); Javi Lara, Errasti (Capa, m.58), Borja, Berjón; Manu del Moral (Piovaccari, m. 68).

Barcelona: Bravo, Montoya, Piqué, Bartra, Adriano, Rakitic (Xavi, m.62), Sergi Roberto, Rafinha, Messi, Luis Suarez y Neymar (Pedro, m.69).

Goles: 0-1, Messi  (31'). 0-2, Messi (54')

Del Cerro grande amonestó a Ekiza


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba