También escuchó algún grito de "ladrón"

Messi, el primer imputado por presunto delito fiscal que es aclamado al llegar al juzgado

Tras consignar 4,1 millones en agosto, el futbolista y su padre se apresuraron a pagar 10 millones a la Agencia Tributaria en declaraciones complementarias del IRPF. Estos pagos no les eximieron de dar explicaciones ante el juez por presunto delito.

El futbolista argentino Lionel Messi a su llegada a los juzgados de Gavà
El futbolista argentino Lionel Messi a su llegada a los juzgados de Gavà EFE

El abogado de Lionel Messi, Cristóbal Martell, aseguró este viernes que la voluntad del futbolista y de su familia es la de colaborar con la Justicia y no entrar en una discusión con el Estado sobre la interpretación de las normas fiscales.

Cristóbal Martell hizo estas declaraciones a las puertas del juzgado de Gavà, donde el astro argentino declaró durante poco más de un cuarto de hora ante el titular del juzgado número 3 por un supuesto fraude a Hacienda de cerca de 4 millones de euros correspondientes a los ejercicios fiscales de 2007, 2008 y 2009.

Poco antes del futbolista declaró su padre, Jorge Horacio Messi, también imputado por la misma causa y representado por el mismo abogado, que insistió a los periodistas que "la instrucción de la familia Messi es la de total transparencia, claridad y colaboración".

"No hay voluntad de hacer una lucha enconada de discusión con el Estado acerca de la interpretación de las normas fiscales", sostiene su abogado

"Con idéntica vocación de transparencia se han desarrollado los interrogatorios y se ha evidenciado una escasa voluntad defraudatoria y una gran voluntad de regularizar su relación con la agencia tributaria", dijo el abogado, que aseguró que "no hay voluntad de hacer una lucha enconada de discusión con el Estado acerca de la interpretación de las normas fiscales".

La llegada de Leo Messi a los juzgados de Gavà se produjo poco antes de las 11.00 horas y se vio rodeada de una gran expectación, entre aficionados que le aplaudían y algún grito aislado de "ladrón" y "chorizo". El caso del argentino es un caso inédito, pues no se recuerda que ningún imputado por presunto delito fiscal haya sido nunca aclamado al llegar al juzgado.

Cuando se conoció el caso, el padre del futbolista asumió la culpa, junto a su exsocio Rodolfo Schinocco, exculpó a su hijo del presunto fraude y depositó el dinero reclamado en el juzgado, a pesar de lo cual no ha podido evitar la declaración ante el magistrado.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba