La RFEA pasa el expediente de la atleta al CSD, sin competencias para sancionar

España hace otro ridículo espantoso con el caso de la senadora Domínguez

Antes del pasado verano, la Federación Internacional de Atletismo (IAAF) entregó a su homóloga española el pasaporte sanguíneo de Marta Domínguez, el cual presentaba valores anómalos entre agosto de 2009 y enero de 2013. Unos días después, la propia IAAF solicitó a la Federación Española de Atletismo (RFEA) cuatro años de suspensión para la atleta palentina y actualmente senadora del Partido Popular, además de la anulación de los resultados durante ese periodo, lo que incluiría su medalla de oro en los Mundiales de Berlín 2009 y la de plata de los Europeos de Barcelona 2010, ambos en 3.000 metros obstáculos.

Sin embargo, y según adelantó el diario El Mundo, la federación que preside José María Odriozola trasladó el expediente de Marta Domínguez a la Comisión de Control y Seguimiento de la Salud y el Dopaje, que está adscrita al Consejo Superior de Deportes (CSD), donde aseguran que no tienen competencias para sancionar a la atleta. Es decir, que España vuelve a hacer un ridículo espantoso en materia de dopaje y es fácil imaginar lo que estarán pensando en la IAAF.

Ana Muñoz, recientemente nombrada directora general de Deportes y responsable por ello de la Comisión Nacional Antidopaje, pese a que sus funciones hayan sido asumidas precisamente por la agencia que la misma Ana Muñoz dirigió hasta hace una semana, ha solicitado un informe a la Abogacía del Estado que le permita probar que las competencias para resolver expedientes por dopaje iniciados por una autoridad internacional corresponden a las federaciones del deporte correspondiente y no al organismo que preside Miguel Cardenal.

Como es lógico, en el CSD creen que lo que pretende Odriozola es sacudirse un caso que le puede estallar en las manos, de ahí que les haya pasado a ellos la patata caliente. Cabe recordar que Marta Domínguez salió indemne de su implicación en la 'Operación Puerto', pese a que existen documentos que prueban que Eufemiano Fuentes fue su médico y que una de las famosas bolsas de sangre estaba identificada con el nombre de Urco, casualmente el nombre también de su perro.

A la espera de ver dónde acaba el expediente de la atleta palentina, lo único que parece claro es que si España no le sanciona, como así parece que va a suceder, la IAAF recurrirá al Tribunal Arbitral del Deporte (TAS) en Lausana. A partir de ahí, si éste le sanciona, Marta Domínguez podrá recurrir ante el propio TAS o ante tribunales de lo contencioso españoles, aunque para entonces lo normal es que esté definitivamente retirada y lo único que busque sea salvaguardar su prestigio y sus títulos.

Paradójicamente, Domínguez fue la portavoz del PP en la comisión de Educación y Deporte en el Senado que debatió la nueva ley que adapta la legislación española al Código Mundial Antidopaje. Según cuentan, su única inquietud fue que ésta no tuviera carácter retroactivo. Si la pregunta es evidente, ¿por qué?, la respuesta lo es aún más.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba