La escocesa prueba un F1 en Silverstone

La estrella de María de Villota ilumina a Susie, nueva piloto de Williams

Maria de Villota deseó públicamente que otra mujer cogiera su relevo en la F1 y, apenas una semana después, Susie Wolff prueba un monoplaza de Williams en Silverstone.

"Me gustaría que la mujer por fin tuviera ese sitio en la parrilla de salida. A muchas mujeres les apasiona y se merecen tener un reflejo y una referencia para luchar. Seguiré en el bando del motor porque lo llevo en mi ADD y nada va a poder evitar que siga cerca de este mundo porque lo adoro. Espero que alguien coja mi relevo, quiero ser esa referencia y quiero seguir luchando porque creo en la mujer en el mundo del motor". Dicho y hecho. O al menos en camino. La diatriba es de María de Villota hace una semana, cuando se presentó ante la prensa por vez primera tras su grave accidente en un aeródromo de Inglaterra. La española ha perdido el ojo derecho y, por tanto, las opciones de disputar un GP de F1, pero su estrella, el símbolo personal que lucía en el casco, volvió a brillar este miércoles en Silverstone, uno de los circuitos míticos del calendario

Así, la piloto de pruebas de Williams, Susie Wolff, pilotó este miércoles por vez primera un coche de F1 y rindió homenaje a De Villota, que era la última mujer que se había subido a un monoplaza. "Es una mujer increíble. Antes incluso de hablar de ella como piloto de carreras, es una persona increíble, una inspiración", dijo Wolff a la prensa tras su primera sesión en el FW33 de Williams. "Estuvimos en contacto hace un par de semanas y ella me dijo que condujera por nosotras dos ahora, que yo estaría ahí representándonos a las dos", añadió Susie. "Llevé la estrella de María en mi casco, es algo que hago con orgullo, y sin duda conduje por las dos", insistió la escocesa de 29 años.

Susie Wolff: "Es una mujer increíble. Antes incluso de hablar de ella como piloto de carreras, es una persona increíble, una inspiración"

Wolff, casada con el director y accionista de Williams, Toto Wolff, suele competir en el campeonato German Touring Car (DTM) y está encantada de haber alcanzado una ambición de toda su vida. Sólo un puñado de mujeres ha conducido coches de Fórmula 1 en la última década, y ninguna ha estado cerca de competir con uno. Antes de De Villota, que probó un Renault en 2011 y el fatídico Marussia el pasado julio, la británica Katherine Legge condujo un Minardi en el circuito italiano de Vallelunga en 2005, y la estadounidense Sarah Fisher hizo una demostración en un McLaren en Indianápolis en el Gran Premio de EEUU en 2002. La última mujer en empezar una carrera de F1 fue la italiana Lella Lombardi en 1976.

"En ningún momento me preocupé por lo que estaba pasando. Todo estaba bajo control y fue muy divertido", comentó Wolff. "Fue increíble. He esperado mucho tiempo para este día, he soñado mucho tiempo con este día, la primera vuelta es algo especial. He pasado muchos días en el simulador, así que sabía que esperar, pero por supuesto es tremendamente diferente cuando estás ahí y yendo a esa velocidad".

Los pilotos habituales de Williams, el venezolano Pastor Maldonado y el brasileño Bruno Senna, que acudieron a Silverstone para conducir dos coches premiados -el FW08 de Keke Rosberg de 1982 y el FW18 de Damon Hill de 1996- y reunirse con invitados y patrocinadores, vieron las pruebas de Wolff. "Lo está haciendo bastante bien, se la ve muy confiada con el coche. He estado con ella en un biplaza DTM y tengo que decir que tiene un gran control del coche", dijo Maldonado. "La primera vez en un coche de F1, como todo el mundo sabe, es un día especial. Es buena", concluyó el venezolano.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba