Deportes

Reus pide "discreción" al firmar camisetas del Atleti en Ibiza y su agente ultima su fichaje en el Ritz

El futbolista descansa estos días en Ibiza, mientras su representante Volker Struth cerraba ayer en Madrid los flecos del fichaje con José Luis Pérez Caminero: 40 millones, 5 temporadas y una ficha anual de 6,5 millones.

Reus pasa estos días de vacaciones en Ibiza.
Reus pasa estos días de vacaciones en Ibiza. @Twitter (Aftenposten)

Algo se agita en el Atlético de Madrid. Es la recta final. El decisivo mes de junio encara su última quincena y las operaciones para el proyecto 2015-16 se rematan. Luciano Vietto, el primer fichaje para Simeone, ha conocido por dentro su nueva casa, el Vicente Calderón, mientras ultimaba su contrato. Miguel Ángel Gil Marín, José Luis Pérez Caminero y Carlos Aguilera fueron ayer al mediodía los anfitriones del delantero argentino en su visita a las oficinas del club. Al futbolista sólo le quedaría superar el examen médico pertinente y ser presentado. Eso será en julio.

Mientras esto ocurría, y con los preparativos del viaje a China de la extensa delegación rojiblanca para asistir al Consejo de Administración en tierra de Wang Jianlin, un futbolista, del que el Atlético ha dado orden de silenciar todo (aunque en en este medio llevamos meses informando de las negociaciones) disfruta de sus vacaciones en Ibiza. Es Marco Reus.

El internacional alemán descansa desde hace días en la isla 'pitiusa' con sus amigos a la espera de protagonizar la noticia del verano. Se han visto ya algunas instantáneas de Reus en las redes sociales de su estancia en Ibiza, lo que no se conocía es que Marco ha llegado a estampar su firma en alguna camiseta del Atlético de Madrid. Según ha sabido Vozpópuli, un aficionado rojiblanco identificó ayer al jugador alemán en un hotel de la isla y solicitó su firma. Reus, que ha guardado un sepulcral silencio desde el año pasado cuando se gestó su fichaje por el Atleti, se lo pensó dos veces. Hasta ahora, sus gestos y sus actos no han desvelado ni una pista sobre su acuerdo con el club colchonero. Aún así terminó accediendo y firmó la camiseta del afortunado seguidor rojiblanco. Eso sí, la frase que acompañó a la rúbrica tiene mucho de revelador. "Por favor, discreción", le dijo Reus al aficionado en perfecto castellano, no en vano el futbolista lleva estudiando nuestro idioma desde hace muchos meses.

Si este episodio tiene su miga, mucha más tienen los encuentros, viajes y reuniones que Gil Marín y Zhang Lin han realizado desde enero a Dortmund para rematar el fichaje que el Atlético por sí solo y sin el inversor chino fue incapaz de rubricar el verano pasado. El último de los movimientos por Marco Reus lo hizo su agente, Volker Struth, que ayer martes se reunió en Madrid (hotel Ritz para más señas) con Caminero para ultimar todos los detalles de su desembarco en el Atlético de Madrid.

La nueva negociación entre Atlético y Borussia Dortmund ha deparado diferentes condiciones del contrato, ya que entre otras cosas se produjo una interesada y pactada renovación de Reus con el club alemán hace meses con mejoras incluidas. Así pues, la ficha es la misma que se negoció hace un año (6,5 millones de euros), la duración del vínculo es mayor (5 años, hasta 2020 como la ampliación del Cholo) y el montante de la operación ascendería a 40 millones de euros. Además, aparecen una serie de bonus en el contrato firmado entre las partes en caso de lograr títulos como la Champions y otros objetivos. Todas y cada una de las negociaciones han sido aprobadas por el director general del BVB, Hans-Joachim Watzke, que mantiene una estrecha relación con el Grupo Wanda.

Dentro del sigilo con que mueve esta operación, el silencio del presidente Enrique Cerezo en 'Radio Atleti' días atrás ante una pregunta sobre la llegada de Reus resultó sospechoso. El presidente derivó cualquier responsabilidad al respecto a los responsables de la dirección deportiva, pero ya no negó (como hizo forzadamente hace un año) tal posibilidad. Las redes sociales arden y la afición colchonera se estremece con todo cuanto concierne a Marco Reus, pero más caliente es aún lo que está por llegar. 

Y no es otro que el mencionado Consejo de Administración del Atlético de Madrid que se celebrará la próxima semana en la ciudad china de Wuhan, donde el Grupo Wanda posee un espectacular recinto temático. La expedición rojiblanca a China estará encabezada por Cerezo y Gil Marín, a los que acompañarán los vicepresidentes, Antonio Alonso y Lázaro Albarracín, los consejeros Zhang Lin, Óscar Gil, Severiano Gil y Clemente Villaverde, además del secretario del Consejo, Pablo Jiménez de Parga y otros miembros del club como Caminero. La bomba que prepara el club puede estallar en esta cita clave para el futuro de la entidad.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba