Deportes

El Madrid despierta lo suficiente para ganar al Levante, pero aún necesita mucho más (2-0)

El equipo de Ancelotti mejora gracias al juego de Modric y los goles de Bale, pero está lejos de su mejor versión y solo tiene siete días antes de su visita al Camp Nou.

Bale celebra su primer gol.
Bale celebra su primer gol. EFE

El Madrid no necesitaba mucho, prácticamente nada, para mejorar la imagen que dio contra el Schalke. Ante el Levante el Madrid fue un equipo mejor, algo más sólido, mejor armado. Aún muy lejos de lo que tiene que ser, eso sí. Necesitaban los de Ancelotti un partido plácido, y a fe que lo tuvieron. Sin casi oposición pudieron controlar el ritmo y minimizar los riesgos.

Notan mucho los blancos la entrada de Luka Modric. El croata ha revalorizado en las últimas semanas su cotización, porque es uno de esos jugadores que igual no se notan mucho en el campo, pero se hacen evidentes cuando no están. El Madrid es mucho mejor con él, que es un organizador que siempre elige la mejor opción con el balón. Si tiene que conducir, conduce; si necesita pasar, pasa. Acierta una y otra vez, arriesga cuando toca, se frena si nadie le sigue. Él por sí mismo no cambia al equipo entero, pero es obvio que su entrada estructura bastante el juego, una necesidad del Madrid, especialmente en los últimos meses, con Kroos agotado.

Su vuelta llega en un momento importante para los blancos, pues no solo el alemán ha bajado su rendimiento. También Isco, que durante muchas semanas fue el más entonado, ha perdido la velocidad que le caracteriza. Está desdibujado.

También fue el día de la vuelta de Ramos, que tuvo poco trabajo, pero se le notó. Es un jugador que da calma a buena parte de sus compañeros, los laterales suben con más soltura sabiendo que tienen detrás uno de los grandes centrales del mundo, rápido y contundente. La posesión fue del Madrid, así que tampoco tuvo que sacar el balón jugado, otro de los motivos por los que es grande.

El Madrid tuvo media hora de muy buen fútbol, justo al principio, y luego se durmió en los laureles, quizá pensando en que en solo siete días tiene un viaje a Barcelona en el que se juega buena parte de la temporada. Es lógico pensar que los catalanes son favoritos, su racha es muy superior y el Madrid, que ha mejorado algo, no deja de estar tembloroso.

Otro de los recientes problemas del Madrid está en la delantera, con la pólvora mojada. En otras fases de la temporada el Levante se hubiese ido goleado, pero ayer solo Bale encontró la portería. Especialmente reseñable es la desesperación de Cristiano, que se ve superado por Messi. El portugués está de los nervios y no hace nada por subsanarse. Grave problema para su equipo.

Su papel como goleador fue bien tomado por Bale. El galés puede ser egoista en muchas ocasiones, entender a veces mal el juego del equipo, pero nadie le puede negar que tiene gol. Se movió mucho mejor que su compañero Cristiano. Está más fino y el Madrid tiene que aprovecharlo.

El Levante tampoco propuso mucho en el encuentro. Llegaron al Bernabéu con menos ganas de las que se suponen teniendo en cuenta que llegaba un Madrid magullado y temeroso. Concedieron el balón, se dedicaron a defender y pronto dejaron ver que estaban en Castellana más de visita que otra cosa. Falto ambición, porque con este Madrid se pueden buscar las cosquillas.

Siguen los pitos en la grada que solo se pueden quitar con un buen resultado en el Camp Nou. Aunque es entendible que los aficionados blancos no las tengan todos consigo. 

Real Madrid: Navas; Carvajal, Ramos, Pepe, Marcelo; Modric (Illarra, m.77), Isco (Jesé, m.68), Lucas Silva; Bale, Ronaldo, Benzema (Chicharito, m.81).

Levante: Mariño; Lopez, Navarro, Ramis, Toño; Camarasa, Simao; Xumetra (El Zhar, m.58), Barral, Morales (Rubén, m.58), Uche (Víctor, m.74).

Goles: 1-0, Bale (18'). 2-0, Bale (40')

Árbitro: Pérez Montero, mostró amarilla a Ramos y Modric. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba