Deportes

Real Madrid-Barcelona: La Sinfónica de Ancelotti ante la Filarmónica de Luis Enrique

El Real Madrid pierde algo de rock & roll sin Bale, pero estabiliza su juego en la medular. El Barcelona de Luis Enrique es más tecno que el jazzístico equipo de Pep, aunque hoy  'guardiolizará' el once con más centrocampistas que delanteros. Los dos equipos llegan en un gran momento. Tendrá 400 millones de audiencia.

Cristiano y Messi.
Cristiano y Messi.

El equipo más goleador. El equipo menos goleado. El Balón de Oro del fútbol mundial. El Balón de Oro del Mundial de fútbol. El Bota de Oro. El campeón de Europa. Los dos equipos con mayor presupuesto del planeta futbolístico. La Sinfónica de Ancelotti frente a la Filarmónica de Luis Enrique. 400 millones de espectadores. En resumen, el mejor partido que se puede ver a día de hoy. Real Madrid-Barcelona. Huele a goles, a duelo en OK Corral, a tiroteo indiscriminado. 

A un lado, el Real Madrid. Puro rock & roll con Cristiano como mascarón de proa. La pegada de Cristiano y la delicadeza de Benzema arriba. Y sin Bale, Ancelotti alineará merodeadores de área como Isco, francotiradores como James o Modric o arquitectos como Kroos. Un ejército de centrocampistas de buen pie, con un solo hándicap, sufren mucho corriendo detrás de la pelota. Sin Bale el equipo es más armonioso, más estable. Aunque pierde cierta capacidad de estampida en el contragolpe. Cristiano suma 15 goles, tantos como Messi y Neymar juntos.

Enfrente el Barcelona de Luis Enrique, algo más tecno que el jazzístico Barça de Guardiola, tomando el símil de Xabi Alonso. Pero el asturiano ‘guardiolizará’ el once incluyendo a Xavi en la medular junto a Busquets, Rakitic, Iniesta, Messi y Neymar. Incluso subirán los laterales para proponer un partido con el balón en los pies lejos de su área, creando superioridad en el centro del campo, para luego trabajar los espacios y lanzar a Messi (tantas asistencias como goles) y Neymar, protagonistas en el 85% de los goles. Además Bravo no ha encajado un gol, dato que habla de su asombrosa solidaridad, pero Piqué no anda bien y resta ver sus prestaciones ante un arsenal como el del Real Madrid. 

El Barcelona llega con cuatro puntos de ventaja, lo que no es un detalle menor. Porque un triunfo azulgrana convertiría la distancia en sideral. Y sin haber cubierto aún un cuarto de temporada, eso puede pesarle a los locales. 

En los banquillos, Ancelotti juega al despiste anunciando "una sorpresa”. Algo que suena a farol del italiano. Luis Enrique, debutante en un duelo de este calado, anunció que Luis Suárez tendrá minutos, pero en la segunda parte. El asturiano será furibundamente recibido por el Bernabéu, donde está considerado un enemigo íntimo. Él agradece un ‘cariño’ que es correspondido. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba