Deportes

El escándalo de la reventa: entre la picaresca del boli BIC, el sexo gratis y 1.120 euros por una entrada de 70

La final de la Champions entre Madrid y Atlético dispara el mercado de la reventa, a veces en manos de la delincuencia organizada, y provoca que los revendedores obtengan parte del excedente del evento, además de estafas que generan pérdidas entre los potenciales compradores y la sociedad pierde ingresos fiscales.

La final de la Liga de Campeones que este sábado disputan en Lisboa el Real Madrid y el Atlético ha servido para reabrir el debate sobre el siempre turbio asunto de la reventa de entradas. El Real Madrid asignó entre sus socios las que le correspondían por sorteo, mientras que los aficionados del Atlético tuvieron que hacer cola en las taquillas del Calderón. En uno y otro caso, la reventa de esas entradas, que no son nominales, ha vuelto a ser incontrolable.

Según los precios que ofertan las diferentes casas de venta de localidades, las entradas para la final de Lisboa llegaron a alcanzar hace unos días los 8.000 euros en la mejor zona del estadio Da Luz, aunque este jueves las más caras rondaban los 4.000. La entrada más barata, lógicamente en la peor zona del estadio, que cuestan 70 euros, tienen un coste mínimo en la reventa de 1.120 euros.

Por las entradas más caras se ha llegado a pedir en las páginas especializadas 8.000 euros, mientras las que más baratas, de 70, están en 1.120 a un día de la final

De las 65.647 localidades que tiene el estadio Da Luz, la UEFA se quedó con el 41%, es decir, 27.000, mientras que Real Madrid y Atlético recibieron 17.000 cada uno, de las cuales no todas han sido para sus socios, pues también tienen compromisos. En el caso del Madrid, nada menos que 5.000. De este modo, el normal que mucha gente sólo puede conseguir entradas en el mercado negro y, por tanto, a un precio muchísimo mayor. Ticketmaster, la mayor empresa mundial de venta de entradas, estima que en el mercado secundario se distribuyen normalmente un 20% de los entradas para estos eventos y que este porcentaje puede llegar hasta un 90% en algunos casos.

Como apuntan expertos en la materia, la reventa puede ser ilegal, pero no es más que la respuesta de mercado a una ineficiencia en la asignación inicial o la reasignación de las entradas. Por ejemplo, la reventa permite a los compradores en el mercado primario que no puedan ir al evento por una cuestión sobrevenida recuperar su inversión vendiendo la entrada en el mercado secundario.

De las 65.647 localidades que tiene el estadio Da Luz, la UEFA se quedó con el 41%, es decir, 27.000, mientras que Real Madrid y Atlético recibieron 17.000 cada uno

El mercado de reventa provoca que los revendedores obtengan rentas y, por lo tanto, capturen una parte del excedente del evento. Además, las estafas generan pérdidas entre los potenciales compradores y la sociedad pierde ingresos fiscales. Es decir, no se paga ni el IVA, ni impuestos sobre los beneficios de la reventa. Por último, y no por ello menos grave, en algunos casos la reventa está en manos de la delincuencia organizada.

En España hay ambigüedades sobre la legalidad la reventa de entradas. Las páginas web que se dedican a ella se escudan en que el Reglamento de 1982 sólo prohíbe la venta y reventa "callejera o ambulante". Prueba de ello es que en los foros de anuncios los usuarios utilizan fórmulas como: "Vendo boli BIC y regalo entrada". En el caso concreto de la final de Lisboa se ha llegó a ver un anuncio en el foro Milanuncios.com escrito por quien que aseguraba ser una joven de 23 años que pedía una entrada para poder ir con su novio y a cambio prometía "sexo real durante una hora".

En España hay ambigüedades sobre la legalidad de este asunto, pues en el Reglamento de 1982 sólo se prohíbe la venta y reventa "callejera o ambulante"

Los expertos se inclinan más a pensar que se trata de un negocio ilegal, ya sea porque la propia ley establece que las normas se interpreten "según el contexto", por el tema de la titularidad de la entrada, por los sobreprecios o por la desprotección que genera en el comprador final. La propia FIFA ha lanzado a través de su página web un aviso de cara al Mundial de Brasil. "Los reventas sin escrúpulos de todo el mundo siguen intentando aprovecharse de los aficionados ansiosos por comprar entradas. Cada vez más y más empresas, sitios Web y personas particulares ofrecen entradas a aficionados confiados por medio de reventas no autorizadas a precios exorbitantes".

La FIFA, alertada por la venta no autorizada de entradas, recomienda de cara al Mundial de Brasil comprarlas sólo a través de su página web

Precisamente por ello, la FIFA pretende detectar e impedir la venta no autorizada de entradas. "Es importante recordar que la única fuente legítima para la compra de entradas es www.FIFA.com", explica el máximo organismo del fútbol. "Ningún otro sitio Web, empresa, entidad o persona tiene derecho a vender legítimamente entradas para la Copa Mundial de la FIFA Brasil 2014™.

Tal y como dicen los expertos, la realidad es que todos los intentos intentar de erradicar los reventas han fracasado. La única solución para reducir el coste de transacción, asignar las entradas desde el principio y evitar el recurso a un mercado negro sería ajustar el precio del mercado primario al precio de equilibrio.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba