Los cables de una torre fueron cortados y dejaron sin luz al estadio

Un acto de sabotaje en Vallecas obliga a suspender el Rayo-Real Madrid

"Los cables de electricidad de uno de los laterales del estadio han sido cortados y los cables no se cortan solos", asegura el presidente del Rayo Vallecano, Rubén Martín Presa. Al no poder solucionar el problema esta noche, el partido ha sido suspendido y, según las últimas informaciones procedentes de la LFP, se jugará este lunes a las 19.45 horas.

El Rayo Vallecano-Real Madrid, encuentro correspondiente a la quinta jornada de la Liga BBVA y que debería haber comenzado este domingo a las 21:30 horas, se ha suspendido por falta de luz, por un suceso que el presidente del conjunto rayista, Rubén Martín Presa, ha calificado de "sabotaje".  

Según las últimas informaciones facilitadas por la LFP, el partido se disputará finalmente este lunes a las 19:45 horas. El Madrid pedía hacerlo a las17:00, con luz natural, porque no se aseguró que el problema esté resuelto en 24 horas. Sin embargo, Canal+, operador que ofrece el choque, propuso las 20:00 y la Liga, tras consulta con la Federación, lo aprobó, aunque luego se adelantó un cuarto de hora para que no coincidiese con el Deportivo-Sevilla, previsto para las 21:30, que no podía moverse porque el cierre del aeropuerto de A Coruña impedía el regreso del equipo andaluz.

"Se trata de un sabotaje. No ha sido por culpa de la lluvia, hay cables cortados. No sabemos quién ha sido, habrá que hacer investigaciones", confirmó el máximo mandatario del conjunto vallecano. "Los cables de electricidad de uno de los laterales del estadio han sido cortados y los cables no se cortan solos. La suspensión del partido se ha decidido tras no poder solucionar la avería. No sospecho de nadie", insistió Martín Presa en el Estadio de Vallecas.

En caso de que el encuentro no se celebre en la noche de este domingo, podría disputarse este lunes o a lo largo de la próxima semana al no haber competiciones internacionales. En este sentido, Martín Presa abogó por "intentar encontrar una solución".  "No hemos abierto las puertas aunque nos gustaría hacerlo pronto para que la gente esté lo más cómoda posible", subrayó el máximo mandatario franjirrojo sobre el césped de Vallecas.

La delegada del Gobierno, Cristina Cifuentes, también cree que puede tratarse de un sabotaje. La tranquilidad en el exterior del estadio vallecano fue en todo momento de absoluta tranquilidad, a pesar de que había más de 10.000 personas a la espera de poder acceder a su interior. Cifuentes ha explicado que "los dos equipos querían jugar" y que se ha intentado hacer todo los posible para el partido se disputara. "Ahora intervendrá un notario para levantar acta de todo lo sucedido", agregó la delegada del Gobierno.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba