Ambos huyen de McLaren

El día en que Hamilton hizo a Alonso el piloto más feliz de la parrilla

El anuncio del fichaje de Hamilton por Mercedes provocó un seísmo en la F1 y una especial sacudida de gozo en Fernando Alonso y su entorno. El español interpreta el adiós de Lewis a McLaren como una confirmación de las razones que le llevaron a él a huir de la escudería británica tras la tormentosa temporada vivida en 2007.

El día en que Hamilton hizo a Alonso el piloto más feliz de la parrilla
El día en que Hamilton hizo a Alonso el piloto más feliz de la parrilla

Por primera vez en mucho tiempo, Fernando Alonso acudirá a las incontables ruedas de prensa que le esperan en Japón con alegría, casi entusiasmo. Responderá, como siempre, a todo, pero atenderá con especial interés a cualquier pregunta sobre los últimos movimientos del mercado de pilotos de la F1. O, para ser más exactos, se le escapará una sonrisa cuando recaben su opinión sobre la salida de Hamilton de McLaren. Y si la cuestión la formula un periodista ingles, el español corre peligro de entrar en éxtasis.

La espantada de Lewis ha sido acogida por Alonso y su entorno como una íntima y tardía satisfacción. Como la demostración diáfana de que aguantar a Ron Dennis, director ejecutivo de McLaren, es misión imposible. El asturiano aún no ha dicho nada al respecto, pero su inseparable representante, Luis García Abad, reaccionó presto al anuncio oficial del fichaje de Hamilton por Mercedes. Apenas tardó unos minutos en saltar a Twitter y escribió una sentencia que no admite interpretación: “¡Enhorabuena a los premiados! De filias y fobias que cada uno tome lo que quiera, o lo que pueda. El tiempo lo acaba explicando casi todo...”

Luis García Abad, representante de Alonso; tras conocer el fichaje de Hamilton por Mercedes: “¡Enhorabuena a los premiados! De filias y fobias que cada uno tome lo que quiera, o lo que pueda. El tiempo lo acaba explicando casi todo...”

García Abad no da un paso sin contar con Alonso. No se desvía un milímetro de la senda que marca el piloto, así que su mensaje, traducido, es claro: “Si Hamilton, después de ser criado en McLaren por el propio Ron Dennis desde los 14 años, huye en busca de un futuro incierto, ¿cómo no íbamos a hacerlo nosotros después del maltrato sufrido durante nuestra estancia en la escudería británica en 2007?”

Los periodistas y expertos británicos de F1 que tanto atizaron al español cuando hace cinco años exigía que Ron Dennis le tratase como bicampeón mundial, ahora no encuentran argumentos para explicar la elección de Hamilton. Sí, parece que Lewis va a cobrar unos 22 millones de euros por temporada durante los próximos tres años, pero no comprenden por qué su compatriota cambia un coche que ahora mismo es claramente el mejor de la parrilla por otro de una marca alemana que en más de 50 grandes premios desde su regreso a la F1 sólo ha ganado una carrera.

Ron Dennis, hace dos meses: "No veo ningún motivo por el que Lewis no pilote nuestros monoplazas en el futuro. Creo que la gente tiene una impresión ligeramente equivocada. Si las cosas van tan bien como esperamos, estoy seguro de que Hamilton seguirá en McLaren el año que viene”

La prensa británica no olvida que hace apenas dos meses un confiado Ron Dennis sacaba pecho: "No veo ningún motivo por el que Lewis no pilote nuestros monoplazas en el futuro. Creo que la gente tiene una impresión ligeramente equivocada. La última vez que revisé su contrato le estaba pagando yo, así que es cuestión de si nosotros le renovamos, no al revés. Si las cosas van tan bien como esperamos, estoy seguro de que Hamilton seguirá en McLaren el año que viene”. Las cosas han ido mucho mejor de lo previsto –tres triunfos, dos de Hamilton y otro de Button-, pero el niño prodigio amamantado por él huye a Alemania.

Y esa huida confirma lo que siempre ha sostenido Fernando Alonso sobre el traumático Mundial 2007 vivido en McLaren. "Yo hablé con Lewis cuando éramos compañeros de equipo, en Turquía. Le dije: nosotros dos nos estamos jugando el Mundial, estamos uno contra el otro, queremos los dos ganar, pero debemos también encontrar el modo de ponernos de acuerdo", desveló hace tiempo el español. "Fue un discurso franco, abierto. El realidad el problema no era él", añade Alonso siempre que resurge el espinoso asunto.

El problema era y, por lo visto, sigue siendo, Ron Dennis, un representante de la vieja escuela de la F1 cuyos métodos dictatoriales y despiadados no casan con los nuevos tiempo. Así, cada vez que puede le echa en cara a Hamilton no haber ganado ningún Mundial más desde 2008. Lo que se calla es que McLaren no ha sabido fabricar desde entonces un bólido ganador.

Estos últimos meses han sido muy intensos en el garaje de la escudería británica. Y como la información fluye por cada rincón del paddock, Fernando Alonso aprovechó cualquier ocasión para darle un empujoncito a su amigo Lewis. Primero le doró la píldora: "Es el único de nuestros rivales que gana independientemente de cómo esté el coche. Los demás ganan si va bien el coche y cuando no es así, no ganan". Y luego remató: "Irme de McLaren fue la mejor decisión que he tomado en mi vida. Es un equipo fuerte, pero en los diez últimos años ha ganado pocos Mundiales".

Ahora, una vez conocida oficialmente la ruptura de Hamilton con McLaren, al asturiano no le desagradaría ninguna pregunta al respecto. Más que nada, para que el mundo conozca su punto de vista.   


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba