Deportes

Siete expulsados, 23 minutos de descuento, control de alcoholemia...

El partido Lemos-Outeiro, correspondiente al Grupo III de la Primera Autonómica gallega, acaba en la comisaria de Monforte sin que señalase el final.

Pancartas en el campo del Lemos.
Pancartas en el campo del Lemos.

El pasado fin de semana se vivió en Monforte de Lemos uno de los partidos más surrealista de los últimos tiempos. El partido enfrentaba al equipo local, el Lemos, frente al Outeiro de Rei, correspondiente al Grupo III de la Primera Autonómica gallega. El resultado final, al menos con el que concluyó, es 1-2. Pero el resultado es provisional por las numerosas irregularidades que se vivieron en el final del mismo. El encuentro se alargó más de lo habitual (hasta el minuto 113 según el Lemos y hasta el 99 según el Outeiro) y el árbitro nunca llegó a pitar el final. Para la Federación Gallega está suspendido y sin el acta disponible.

Antonio Pérez, presidente del Lemos, no ha dudado en acudir a la Comisaría de Policía de Monforte de Lemos para pedir un 'control de alcoholemia' al colegiado que acababa de arbitrar el encuentro. El árbitro, Juan Fernando Salgado Paz, había expulsado minutos antes a cuatro jugadores del equipo local, al primer y segundo entrenador y al delegado de campo. Además, alargó una cantidad de minutos más propia de una prórroga que de un partido normal de liga. Sin embargo, el visitante tiene otra versión diferente de lo ocurrido.

El Lemos habla de un descuento de 23 minutos, hasta el 113, mientras que en el Outeiro, aseguran que sólo fue de 9 minutos 

El primera punto de discordia es el descuento. El Lemos habla de un descuento de 23 minutos, hasta el 113, mientras que en el Outeiro, aseguran que sólo fue de 9 minutos, que el Lemos perdió tiempo tras lograr el gol del empate, cuando los locales ya llevaban tres jugadores expulsados. El jugador visitante Carlos Suárez reconoce que el árbitro estuvo mal con los dos equipos. "Dejó de pitar varios penaltis. A los 15 minutos sacó amarilla a nuestro entrenador y nos dijo ' no me calentéis que no quiero liar el partido". Después llegaron las tres expulsiones al equipo local, el gol del Outeiro y el empate del Lemos.

Entonces el árbitro expulsa al portero del Lemos por segunda amarilla por perder tiempo. En ese momento se produce un revuelo en la zona técnica en el que son expulsados el segundo entrenador y el delegado de campo. Con el ambiente tenso, el Outeiro, que goza de una superioridad numérica anota el 1-2. Sin embargo, según el relato de Antonio Pérez, el asistente del partido, de sólo 13 años, lo anula. Haciendo caso omiso de la indicación de su colega, el árbitro del encuentro señala el centro del campo y da el gol por bueno. En ese momento, cuando el partido llevaba una prolongación fuera de lo habitual, algunos jugadores de los que habían sido expulsados y parte de la grada invaden el campo dirigiéndose al árbitro. Es entonces cuando la Policía Nacional tiene que escoltar al colegiado fuera del estadio.

El presidente del Lemos confirma que el árbitro en ningún momento decreta el final del partido. En la web de la Federación gallega de fútbol aparece suspendido, sin el marcador final y sin el acta disponible tal y como sucede en el resto de encuentros correspondientes al Grupo III de Primera Autonómica. Antonio Pérez asegura que lo justo sería repetir el partido“No se ha producido un error puntual del árbitro, ha sido una conducta continuada durante los ciento y pico minutos”. Tras el encuentro, es el propio Pérez quien acude a la Comisaría para solicitar que se busque al árbitro y se le practique un control de alcoholemia. La Policía de Monforte de Lemos le informa de que no puede practicar esta prueba de oficio en estas circunstancias.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba