El ciclismo español sigue siendo condescendiente con el dopaje

¿Por qué Contador e Indurain se cuidan de criticar con dureza a Armstrong?

Pocas reacciones y, sobre todo, tibias. La contundencia con que se defendió a Armstrong en España pese a las abundantes pruebas de dopaje existentes entonces contrasta con la suavidad de la crítica ahora, después de la confesión sin ambages del exciclista estadounidense.

Mientras el mundo del deporte se echa las manos a la cabeza por lo que era un secreto a voces –el dopaje de Lance Armstrong-, el ciclismo español sigue mareando la perdiz. La mayoría aún no han opinado sobre la confesión del exciclista norteamericano en el programa televisivo de Opfra Winfrey. Y los pocos que lo han hecho, lejos de condenar categóricamente uno de los fraudes más grandes en la historia del deporte universal, centran el foco de la crítica en asuntos menores.

Es el caso de Samuel Sanchez, ciclista del Esukaltel-Euskadi y excompañero de Armstrong, que tiene una curiosa justificación. "La ambición le pudo”. El asturiano parece incluso justificar las prácticas dopantes del estadounidense: “Sufre la imagen del ciclismo de aquella época, la de hoy en día es totalmente diferente".

Samuel Sánchez: "La ambición le pudo. Sufre la imagen del ciclismo de aquella época, la de hoy en día es totalmente diferente"

Por último, Sánchez enhebra el discurso simplista y de manual de los últimos años: “Ahora estamos controlados las 24 horas del día por la UCI, la Agencia Mundial Antidopaje, la Federación Española, el COI... Estoy cansado de decir por activa y por pasiva que estamos localizables y controlados en todo el momento. Cualquier duda sobre el dopaje en el ciclismo que tenga la gente creo que queda suficientemente despejada". 

Alberto Contador tardó tres días en aparecer y tampoco fue lo que se dice un azote para Armstrong. Más bien al contrario. El madrileño prefiere quedarse "con lo bueno" y pasar página. Tal cual: "La verdad es que es algo duro para la imagen del ciclismo pero me quiero quedar con lo bueno, que es que quizás esto nos permita cerrar este capítulo del pasado de una vez por todas y poder centrarnos en el presente y el futuro de este bonito deporte. Hay que dejar a un lado la década pasada y centrarnos en el mañana".

Contador: "La verdad es que es algo duro para la imagen del ciclismo pero me quiero quedar con lo bueno, que es que quizás esto nos permita cerrar este capítulo del pasado de una vez por todas y poder centrarnos en el presente y el futuro de este bonito deporte. Hay que dejar a un lado la década pasada y centrarnos en el mañana"

Lo más curioso es que ahora Contador parece que sabía que Armstrong se dopaba. O eso se puede deducir de sus tardía reacción tras la confesión del estadounidense: "Es un tema del que se lleva mucho tiempo hablando y lo que quieres es dejarlo a un lado. La entrevista no ha pillado por sorpresa a nadie con sus revelaciones". Si esas revelaciones no le soprenden, aún suena más fuerte la desaforada defensa que hizo el pinteño de Armstrong antes de la confesión: "Se le está humillando y linchando desde mi punto de vista. Se le está destruyendo”.

Miguel Indurain también se ha hecho de rogar. Ha esperado a plasmar la opinión por escrito este domingo en su columna del diario 'Marca'. También le cuesta atizar al americano: "Nunca me ha gustado hablar de los demás y mucho menos juzgarles, pero el caso Armstrong ha hecho mucho daño a nuestro deporte. Le ha hecho un flaco favor en un momento en el que todos, corredores, organizadores, equipos y afición, estamos haciendo un esfuerzo por corregir errores y seguir adelante".

Indurain: "Nunca me ha gustado hablar de los demás y mucho menos juzgarles, pero el caso Armstrong ha hecho mucho daño a nuestro deporte"

El navarro tampoco desaprovecha la ocasión para desviar el tiro: "Se han dejado en evidencia los controles antidopaje, por eso hay que seguir trabajando en ellos y mejorarlos".

Óscar Pereiro, campeón del Tour 2006 –acabó segundo, pero Landis, primero, fue descalificado por dopaje- prefirió centrarse en los aspectos formales de la entrevista:  "Arrepentimiento no vi mucho, vi necesidad de hacerlo. ¿A alguien le extrañaba que iba a decir esto? Me parece una entrevista superfría, calculadora y arrepentimiento a medias".

Óscar Pereiro: "Arrepentimiento no vi mucho, vi necesidad de hacerlo. ¿A alguien le extrañaba que iba a decir esto? Me parece una entrevista superfría, calculadora y arrepentimiento a medias"

Más que la grave confesión de Armstrong, al exciclista gallego parece haberle molestado más una revelación que le toca de cerca: "Cuando dice que no es humanamente posible ganar el Tour sin estar dopado se está contradiciendo. Al final de la entrevista dice que sus últimos dos Tours los hizo limpiamente. En uno de ellos quedó tercero, por lo tanto se está contradiciendo".

Estas escasas –de momento- reacciones y su suavidad contrastan con la abundancia y fiereza con la que el ciclismo español defendía a Armstrong antes de la entrevista con Opfra pese al cúmulo de pruebas y acusaciones que le señalaban. Lo hizo Alberto Contador en plena presentación del recorrido del Tour 2013 en París –"a Lance se le está humillando y linchando”-, le secundó Miguel Indurain - "No creo que Armstrong sea culpable, hasta ahora creo en su inocencia, siempre ha cumplido con todas las normas"- y así actuaron la mayoría de corredores, exciclistas, entrenadores, directivos e incluso periodistas especializados españoles.

El norteamericano sigue siendo Premio Príncipe de Asturias de los Deportes 2000

La demoledora confesión de Armstrong era una oportunidad de oro para desterrar de España la proverbial laxitud con el dopaje que tanto daño ha hecho a la imagen deportiva del país. Pero no hay manera. Ni siquiera la Fundación Príncipe de Asturias ha sido capaz de reacionar. Hasta ahora, el norteamericano sigue siendo Premio Príncipe de Asturias de los Deportes del año 2000 pese a que ni siquiera se dignó a presentarse en Oviedo a recoger el trofeo.

La prueba de esa flojera española con el dopaje son las siguientes declaraciones de varios protagonistas principales del ciclismo:

SAMUEL SÁNCHEZ, ciclista

Antes de la confesión de Armstrong:

"Estoy a favor de la persona a la que se está sancionando (Armstrong) porque veo que le puede pasar a cualquiera. Te sale un compañero del año 2002-2003, que dice que te has dopado y se hace un juicio mediático. Se crea una batalla en los medios, que sueltan bombas periodísticas que ponen en contra del deportista la opinión pública y te sancionan"

"Esto no debería ser así, las acusaciones que ha recibido Lance deberían de ser probadas. Mañana sale otro y habla de otro campeón pasado y ¿también le quitan los Tours, los Giros y las Vueltas? Esta no es la manera de hacer las cosas, no se puede sancionar solo por testimonios de los que, curiosamente, no hay ningún europeo, los que denuncian son gente que quizá han declarado bajo coacción. Son gente que ahora tiran la piedra y luego esconden la mano".

"La UCI ha hecho lo posible para que fuera limpio. Dicen ahora que los controles en la época de Lance no funcionaban y me niego a creer eso.Yo pasé infinidad de controles. Porque te lleves mal con una persona no puede ser que rajes de él hasta que le hagas la vida imposible y le hundas, eso no se puede permitir. Estamos en boca de todo el mundo de manera negativa. El ciclismo estaba levantando cabeza y esto repercute en patrocinios credibilidad y opinión pública",

 Después de la confesión:

"Ha reconocido fue todo una mentira. La ambición le pudo. Sufre la imagen del ciclismo de aquella época, la de hoy en día es totalmente diferente".

"Estamos controlados las 24 horas del día por la UCI, la Agencia Mundial Antidopaje, la Federación Española, el COI... Estoy cansado de decir por activa y por pasiva que estamos localizables y controlados en todo el momento. Cualquier duda sobre el dopaje en el ciclismo que tenga la gente creo que queda suficientemente despejada".

ÓSCAR PEREIRO, exciclista

Antes:

“Me parece patético todo lo que está pasando, esto hace dudar a todos del sistema antidopaje, todo ello con el gran presupuesto que tienen. Lo que tendrían que hacer es irse todos a su casa”

“Estoy convencido de que los que declararon contra Armstrong lo hicieron con la condición de no ser sancionados y que no les retuvieran el dinero ganado. ¿Es normal?"

Después:

"Arrepentimiento no vi mucho, vi necesidad de hacerlo. ¿A alguien le extrañaba que iba a decir esto? Me parece una entrevista superfría, calculadora y arrepentimiento a medias. La gente se esperaba que hablara algo más, resumiendo los primeros diez minutos de la entrevista yo creo que era suficiente".

"Cuando dice que no es humanamente posible ganar el Tour sin estar dopado se está contradiciendo. Al final de la entrevista dice que sus últimos dos Tours los hizo limpiamente. En uno de ellos quedó tercero, por lo tanto se está contradiciendo".

ALBERTO CONTADOR, cicista

Antes:

"Me parece que a Lance en ciertos momentos o ciertos sitios no se le está tratando con nada de respeto, se le está humillando y linchando desde mi punto de vista. Se le está destruyendo”

Después:

"La verdad es que es algo duro para la imagen del ciclismo pero me quiero quedar con lo bueno, que es que quizás esto nos permita cerrar este capítulo del pasado de una vez por todas y poder centrarnos en el presente y el futuro de este bonito deporte. Hay que dejar a un lado la década pasada y centrarnos en el mañana".

"Es un tema del que se lleva mucho tiempo hablando y lo que quieres es dejarlo a un lado. La entrevista no ha pillado por sorpresa a nadie con sus revelaciones"

MIGUEL INDURAIN, exciclista

Antes:

"No creo que Armstrong sea culpable, hasta ahora creo en su inocencia, siempre ha cumplido con todas las normas".

"Él cumplió todas las normas que había en su momento y no tuvo ningún problema. Y eso de que uno dice que el otro le vio pagar... no queda muy claro. Todos los juicios que ha tenido los ha ganado. En lo deportivo se han agarrado en los testimonios de compañeros para quitarle los Tours".

"Siempre ha sido un luchador y me extraña que no siga luchando y más cuando se saltan normativas. Hay una normativa que dice que sólo se puede apelar ocho años, y casi le quitan las carreras de juveniles. Yo creo que volverá y apelará e intentará demostrar que trabajó bien durante unos años".

Después:

"Nunca me ha gustado hablar de los demás y mucho menos juzgarles, pero el caso Armstrong ha hecho mucho daño a nuestro deporte. Le ha hecho un flaco favor en un momento en el que todos, corredores, organizadores, equipos y afición, estamos haciendo un esfuerzo por corregir errores y seguir adelante".

"Se han dejado en evidencia los controles antidopaje, por eso hay que seguir trabajando en ellos y mejorarlos".

ALEJANDRO VALVERDE, ciclista

Antes:

"Los Tour los ha ganado con sus piernas, con su cuerpo, que nadie crea que no los ha sufrido. Para mí son suyos. No entiendo que se mire para atrás".

Después: -

JOSEBA BELOKI, exciclista

Antes:

“Toda mi admiración hacia la persona de Lance Armstrong”.

Después: -

ABRAHAM OLANO, exciclista

Antes:

“Ahora hay cosas nuevas para detectar el dopaje y me parece muy bien que la lucha siga en contra del tramposo, pero si seguimos así vamos a tener que mirar a corredores como Bahamontes”.

Después: -

JUAN CARLOS CASTAÑO, presidente de la Federación Española de Ciclismo

Antes:

"Si a Armstrong se le crucifica por cultura del dopaje, en el mismo ciclismo con otras personas no se tiene el mismo trato. Bjarne Riis es un corredor que declara que se ha dopado en el Tour que ganó y ahora dirige un equipo. A Riis se le considera una persona válida y nadie dice nada. Sin embargo a Armstrong, sin querer exculparle, creo debería dársele el mismo trato que a todos. Y si alguien a hecho trampas que lo pague en todos los casos".

Después: -


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba