Son los dos únicos clubes que están fuera de los mecanismos de control

Madrid y Barça también campan a sus anchas en los despachos de la Liga

Desde esta temporada los clubes de fútbol de Primera y Segunda división tienen un presupuesto limitado para sueldos con el fin de no endeudarse más. Así, Almería, Elche, Celta, Levante, Rayo y Valladolid disponen de 11-14 millones, Betis, Espanyol, Osasuna, Getafe y Granada de 14-23, Athletic, Málaga, Real Sociedad y Villarreal de 30-40, Sevilla y Valencia de 45-50 y Atlético de 65-67. Fuera del control de la LFP quedan Real Madrid y Barcelona, con una estimación de entre 190 y 200 millones para pagar a sus jugadores. La Liga también es de dos en los despachos.

Tal y como anunció el pasado mes de junio el presidente del Consejo Superior de Deportes (CSD), Miguel Cardenal, el Gobierno prevé reducir la deuda del fútbol profesional de 4.000 a 3.000 millones de euros en el próximo trienio. Según el Plan de Sostenibilidad, la reducción de la deuda se obtendría con los 100 millones obtenidos anualmennte por la venta de jugadores al exterior, 100 con la entrada de capital extranjero, y otros 100 por la rebaja de los salarios de los futbolistas. En total, 300 en las próximas tres temporadas. Es decir, un total de 900 millones.

Cardenal adelantó que para esta temporada se reduciría de 750 a 650 millones (entre el 12 y el 13%) el dinero destinado por los clubes al pago de salarios de los jugadores de Primera y Segunda División. En este sentido, el presidente del CSD indicó que el gasto en las fichas variará según el balance de ingresos y gastos de cada uno de los equipos profesionales. El Real Madrid y el FC Barcelona serían una excepción, ya que ambos clubes tienen un nivel de endeudamiento "muy asumible" en función de su nivel de generación de recursos.

De este modo, los clubes tienen un presupuesto limitado con el fin de no endeudarse. En Primera, los escalones van desde los 11-14 millones para Almería, Elche, Celta, Levante, Rayo Vallecano y Valladolid, pasando por los 14-23 para Betis, Espanyol, Getafe, Granada y Osasuna, los 30-40 para Athletic, Málaga, Real Sociedad y Villarreal, hasta los 45-50 de Sevilla y Valencia y los 65-67 del Atlético.

Haciendo una estimación con los parámetros que se han aplicado al resto de clubes, es decir, previsión de ingresos o situación financiera actual, Real Madrid y Barcelona podrían gastar entre 190 y 200 millones anuales. Sin embargo, lo que sorprende es que la Liga de Fútbol Profesional permita que Real Madrid y Barcelona queden fuera de los mecanismos de control.

En cuanto a la Segunda División, la mayoría de clubes tienen un tope salarial que se sitúa entre los 2 y los 3 millones por temporada, entre ellos el Deportivo y con la excepción de la UD Las Palmas (4) y tres de los equipos con pasado reciente en Primera (Sporting, Zaragoza y Mallorca), que podrían situarse entre los 7-10 millones.

Tal y como vaticina el profesor José María Gay de Liébana, "sabemos que esta Liga la va a ganar el Barcelona o el Madrid, que la próxima la ganará el Madrid o el Barcelona, y que la siguiente la ganará uno de estos dos clubes. La ambición y las aspiraciones de los otros clubes quedan totalmente frustradas y eso provoca que estemos matando la gallina de los huevos de oro".


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba