Deportes

Justin Bieber la vuelve a liar al ponerse a jugar al fútbol durante una visita privada al Vaticano

Justin Bieber reservó en exclusiva la Ciudad del Vaticano para visitarla sin que nadie le molestara durante su recorrido, pero al parecer no le atrajo demasiado lo que vio. Porque durante su paseo se puso a jugar al fútbol por las estancias vaticanas, lo que provocó la consiguiente reprimenda de algunos trabajadores del personal del pequeño Estado situado en el centro de Roma.

El joven cantante canadiense no sólo no ocultó esta nueva salida de tono, sino que publicó en su cuenta de Instagram una foto en la que, cabizbajo y balón en mano, parece bromear con la regañina.

El capricho -cerrar el Vaticano para él- le costó 20.000 euros al cantante, una cifra razonable para un multimillonario como él después de que hace dos años confundiera el nombre de la Capilla Sixtina con el de "Capilla 16 (sixten en inglés)".

Donde sí se le vio más divertido fue en una discoteca de Roma a la que acudió esa misma noche para despejarse, seguramente, de tanta explicación cultural. Allí, cuentan fuentes cercanas, se mostró bastante entregado a la fiesta y a las chicas del local. Y nadie le recuerda dándole patadas a un balón.  


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba