Deportes

Ruz admite la personación de Hacienda en el 'Neymargate' como acusación

El juez de la Audiencia Nacional española Pablo Ruz ha admitido la personación de la Agencia Tributaria, a través de la Abogacía del Estado, como acusación particular en el procedimiento en el que está imputado como persona jurídica el Fútbol Club Barcelona por un delito fiscal en el fichaje del jugador brasileño Neymar.

Ruz ha adoptado esta decisión en una providencia, con fecha del miércoles, en la que tiene por personado como parte en este procedimiento a la Agencia Tributaria, que será representada por el abogado del Estado en el ejercicio de la acusación particular.

Fuentes jurídicas han señalado que el Barça no ha comunicado aún al juzgado haber abonado a Hacienda los 13,5 millones de euros que dice haber pagado, cuatro días después de la imputación, en una declaración complementaria por el fichaje del delantero, en el que el juez estima que el club llegó a defraudar a la Agencia Tributaria 9,1 millones.

De hecho, según las citadas fuentes, el Barça ni tan siquiera ha designado al representante legal que debería personarse ante el Juzgado por tratarse de una persona jurídica. No obstante, el abono de esa cantidad a Hacienda que, según el club, tiene como objetivo "dar cobertura a las eventuales interpretaciones que se puedan dar a todos los contratos firmados con motivo del fichaje del jugador Neymar", no exime al Barça del pago de la correspondiente multa si finalmente es condenado por un delito fiscal.

Según el artículo 305 del Código Penal, solo hubiera podido esquivar la responsabilidad penal de haber regularizado su situación con Hacienda antes de la apertura de diligencias contra el club, si bien el abono de la cantidad que dice haber pagado puede reducir su responsabilidad penal en uno o dos grados en caso de condena, según las fuentes consultadas.

El pasado 20 de febrero, Ruz imputó al Fútbol Club Barcelona en el mismo procedimiento en el que ya investigaba desde el pasado 22 de enero al expresidente del club Sandro Rosell por apropiación indebida en ese fichaje. Fue en ese último auto en el que el juez ofreció a la Abogacía del Estado la posibilidad de emprender acciones legales en este caso.

El contrato de Neymar se firmó en Barcelona el 3 de junio de 2013 entre el jugador y su padre, de un lado, y Rosell y el presidente actual del club, Josep Maria Bartomeu, de otro, pero no entró en vigor hasta el 29 de julio de 2013, pactándose una duración de 5 años.

Ruz y el fiscal José Perals sospechan que hubo un fraude tributario de 9.100.800 euros, cantidad que obtiene al observar que las cuantías de las operaciones derivadas del fichaje fueron 10 millones en 2011 y 27.920.000 euros en 2013, "respecto a las cuales no consta que se hayan retenido ni abonado las correspondientes deudas tributarias".

También creen que se ocultó a los socios del club la cantidad por la que se fichó al jugador brasileño, que el querellante Jordi Cases cuantifica en 40 millones del pago a la sociedad del padre de Neymar y 17,1 millones en concepto federativos al Santos, cantidades a las que añade 7,9 millones por un acuerdo sobre tres jugadores del Santos y 9 millones por dos partidos amistosos.

Por estos hechos solo figura como querellado Sandro Rosell, aunque el sindicato Manos Limpias ha interpuesto otra querella contra los actuales presidente y vicepresidente del Barcelona, Josep Maria Bartomeu y Javier Faus.

Ruz ya acordó el pasado 20 de febrero que admitirá esta querella si Manos Limpias paga una fianza de 45.000 euros y este jueves mismo el colectivo ha presentando un recurso de reforma y subsidiario de apelación contra esa decisión.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba