JUANMA RODRÍGUEZ / PERIODISTA

"En Tiki Taka me dejan tocar la guitarra, que siempre ha sido mi auténtica vocación"

Juanma Rodríguez, 51 años, no fue lo que es hoy. Su trayectoria periodística puede competir en prestigio con cualquiera de las mejores. Talentoso y mordaz tanto frente a un papel como ante un micrófono. Arrastrado por su propia coyuntura laboral y por el rumbo de los nuevos tiempos se vio de repente dentro de los nuevos formatos televisivos, el nuevo estilo del periodismo deportivo. Y ahí, ahora en Tiki Taka, también se ha sabido adaptar y consagrar. Ingenioso. Más que polemizar se lo pasa bien. El autor del blog ‘El penúltimo raulista vivo' se somete para Vozpópuli a LA ENTREVISTA IMPERTINENTE.

¿De algo hay que comer?

De su pregunta deduzco que no le gusta demasiado lo que hago. Si es una cuestión personal le diré que sí, que de algo hay que comer efectivamente, aunque yo esté ahora a régimen. No encuentro nada delictivo en pasárselo bien hablando de fútbol. Usted mismo, sin ir más lejos, ha participado en alguna tertulia televisiva futbolística. Interpreto que usted cree que la tertulia en la que usted intervenía era seria y en la que yo participo no lo es. Yo, sin embargo, creo que su tertulia es aburrida y la nuestra no lo es. Diferencia de criterios, supongo.

¿El prestigio lo perdió o nunca lo tuvo?

Supongo que eso dependerá de quien expenda el carnet del prestigio. Imagino que mis amigos dirán que soy un periodista prestigioso y mis enemigos dirán que nunca tuve prestigio. Estoy seguro de que usted se encuentra en el grupo de los primeros.

¿Asume que ya no hay viaje de vuelta?

Yo no me he ido a ningún sitio, sigo aquí. Soy poco viajero, la verdad. No me gusta hacer las maletas. Profesionalmente hablando tampoco creo haberme movido demasiado desde hace 25 años, lo que pasa es que ahora la gente me conoce un poco más porque de vez en cuando salgo por la tele.

“No encuentro nada delictivo en pasárselo bien hablando de fútbol”

Convengamos que usted básicamente se descojona.

Convengámoslo pues.

¿Engañaba antes cuando iba de serio y formal o engaña ahora de friqui?

Nunca he ido de serio y formal. Y niego la mayor: yo no me veo como un friqui. Aunque, como en el caso del prestigio, supongo que dependerá del color del cristal con el que me miren.

¿Compensa?

Pasárselo bien siempre compensa.

“Yo sin embargo creo que la tertulia de Estudio Estadio es aburrida y la de Tiki Taka no lo es”

¿Pasar al Chiringuito sería cuestión de hablar de dinero?

Pues no. Tengo una cláusula de rescisión emocional con Tiki Taka. Y además me dejan tocar la guitarra, que siempre ha sido mi auténtica vocación.

¿Cope deportes se tira ahora de los pelos? (por prescindir de usted tras el aterrizaje)

Usted me quiere mucho y por eso cree que yo soy más importante de lo que realmente soy. Ya nadie se tira de los pelos por nada. Es cierto que en su día prescindieron de mí y que luego Manolo Lama me llamó para que volviera a colaborar con ellos. Y en esas estamos. Pero de los pelos ya no se tira nadie. Y se lo dice un calvo.

¿El anticatalanismo en términos políticos le dio menos rendimiento que el anticatalanismo deportivo?

Eso es rotundamente falso. No soy anti nada y menos aún anticatalán. Tengo muchos amigos catalanes. Creo, eso sí, que los independentistas son el auténtico cáncer de España. Jamás en mi vida he opinado sobre algo buscando réditos, y menos aún de esto. En el Camp Nou se grita cada dos por tres “¡Independencia!”. Hubo una final de Copa entre Barça y Athletic en la que se pitó el himno nacional español. Uno tiene que tener unas tragaderas enormes para no mojarse en este asunto. O eso o, como hacen muchos compañeros suyos y míos, decir que ellos no hablan de política. A mí me preocupa lo que está sucediendo en España.

“Arseni trabaja en una televisión pública, cobra de mis impuestos y se le ve demasiado el plumero antimadridista”

Su madridismo es más oficio que sentimiento. ¿No era usted muy futbolero ni madridista de chaval, no?

Cuando quiera le paso una foto mía con 10 años vestido del Real Madrid. Siempre he sido muy futbolero y siempre he sido muy madridista. ¿Usted cree que esas cosas se pueden fingir?... Yo creo que no.

¿Cuándo vio por primera vez un partido en un campo?

Probablemente con 8 años. Y seguro que en el estadio Santiago Bernabéu. Aunque tengo más memoria para el cine que para el fútbol.

¿Del Bosque alguna vez le perdonará?

Del Bosque no tiene por qué perdonarme, yo no le he hecho nada. Creo que Vicente ha acertado mucho y que se ha equivocado mucho también. Yo defendía a Vicente cuando todo el mundo (probablemente usted entre ellos) le acribillaban. Ahora todo el mundo le toca las palmas al seleccionador y yo le critico. Siempre he pensado que se está mejor solo que mal acompañado.

¿Y Arseni?

A Arseni debería perdonarle yo en cualquier caso. Trabaja en una televisión pública, cobra de mis impuestos y creo que a veces se le ve demasiado el plumero antimadridista. Si vuelve a hacerlo bien… le perdonaré, por supuesto.

En realidad usted fue pionero en eso de criticar al compañero. En su época seria ya lo hacía.

¿Tengo que callarme si leo o escucho una soberana idiotez porque quien la ha escrito o dicho es licenciado en Ciencias de la Información?... Yo creo que no. A mí también me dan lo mío y no me quejo. Y vuelvo a negarle a usted la mayor: no he tenido una época seria y otra divertida, yo siempre he sido muy divertido. Pregunte por ahí, pregunte…

“Me irrita que alguien se atribuya el papel de señorita Rottenmeier del periodismo”

¿Le irrita que sus colegas, incluso desde el cariño, le den lecciones de periodismo?

Las lecciones nunca se dan desde el cariño. Me irrita que alguien se atribuya el papel de señorita Rottenmeier del periodismo: “Esto sí, esto no; por aquí vas bien, por aquí mal”… Oiga, ¡preocúpese usted de lo suyo y déjeme tranquilo”. Aquí, en España, conozco a poca gente que pueda dar lecciones de periodismo. Usted, por ejemplo, no está entre esas personas. Se lo digo desde el cariño.

De dirigir un informativo de deportes, con su carga de opinión de ambición sería, a actuar para reírse y que se rían de usted..

Reírse está bien. En España hace falta reírse más. Yo creo que la gente que pone la televisión a las 12 de la noche lo hace para pasar un rato entretenido y no para que le suelten un rollo Macabeo sobre el 4-3-3. Yo me río, eso es cierto, pero no tengo la sensación de que se rían de mí.

¿Entendió o sólo aceptó que alguien que monta el show por la noche no pueda dirigir o presentar un programa de información general en una radio con aspiraciones de seriedad?

Yo lo entiendo todo. Y además, como todo el mundo sabe, yo soy un paracaidista de la información general.

¿Echa de menos el periodismo?

El periodismo o es periodismo de investigación o simplemente no es periodismo. ¿Es periodismo pontificarle a la gente sobre cómo ha jugado este o aquel equipo?... Yo creo que no. El periodismo deportivo agoniza en nuestro país desde hace dos lustros.

“Aquí hay demasiado fabulador que se enroca en sus “fuentes” para seguir novelando”

¿Es más fácil forofear que analizar?

Pregúnteselo a un forofo. Yo, como todo el mundo sabe, soy un fino analista de la realidad deportiva nacional.

A las bien pagadas tertulias de Real Madrid TV van los afines al régimen. ¿Es una forma de pagar voluntades?

Yo tenía doce años cuando murió Franco, ya no me acuerdo. Pero creo que en el 75 aún no había empezado a emitir Real Madrid Televisión.

Pontificar sin haber pisado un campo de entrenamiento o cruzar dos palabras con un futbolista da más credibilidad.

No tiene por qué. Pisar continuamente los campos de entrenamiento y hablar permanentemente con los futbolistas y luego fabular es lo que yo pienso que resta credibilidad. Aquí hay demasiado fabulador que se enroca en sus “fuentes” para seguir novelando. Yo prefiero a Isaac Asimov, si me pregunta mi opinión.

"Nunca he ido de serio y formal. Y niego la mayor: yo no me veo como un friqui"

Con lo raulista que usted dice ser... Raúl fue el primero en entender que había que huir de Mourinho.

Raúl entendió que con Mourinho iba a jugar poco y se fue a otro equipo en el que tenía garantizada la titularidad. No huyó de él, no mienta usted. No fabule. Cíñase a los hechos. Fue Mourinho quien huyó de la prensa española. Y a lo mejor Raúl también.

¿Pase lo que pase, el mourinhista gana siempre, ese es el chollo, no? Se pierde por los demás, se gana por él.

A su admirado Simeone le pasa algo parecido, ¿no?... Lo que pasa es que el Cholo habla del presupuesto.

¿Hace falta recordarle que soy el primero en denunciar su ventajismo en la derrota?

No hace falta, yo soy un gran seguidor suyo.

¿Twitter en sus manos tiene más peligro que un mono con dos pistolas?

¡Qué va!... En Twitter me divierto cada vez menos, antes me lo pasaba mejor. La gente se lo toma todo demasiado en serio. Y te echan broncas. O te llaman la atención. Se está convirtiendo en un medio demasiado paternalista: “A las diez en casa”.

¿Busca el insulto o le resbala, mejor que hablen de uno aunque sea mal?

Conozco a un montón de gente que hace comentarios sensatísimos y también reciben insultos. La gente paga su frustración diaria a través de las redes sociales. Supongo que les dará morbo insultar a alguien que sale en la tele, no lo sé. Antes trataba de dialogar, ahora bloqueo.

“No soy anti nada y menos aún anticatalán. Pero creo que los independentistas son el auténtico cáncer de España”

¿Mejor ser popular que reconocido?

Mejor ser feliz. Lo de la popularidad tiene fecha de caducidad. Y yo no necesito el reconocimiento de nadie. Bueno, el suyo sí, pero sólo por la amistad que nos une.

¿Cuánto tiene de artificial su personaje?

¿Qué personaje?

Usted ya hablaba y fomentaba el boxeo antes de dejar el periodismo... ¿No tiene remordimientos?

Únicamente un periodista deportivo de la factoría de 'El País' puede hacer una pregunta tan absurda como esa.

¿No sería más decente evitar los juguetes rotos que conmoverse periódicamente con la literatura que generan?

Es decente no relacionar permanentemente los juguetes rotos con el boxeo, como hace usted. Por cierto: ¿Vieri era peso pesado o peso medio?

“No he tenido una época seria y otra divertida, yo siempre he sido muy divertido”

¿Él y tú más cree que de verdad le consuela o le libera de remordimiento? 

El boxeo es un deporte noble y bello por mucho que usted y otros como usted se encarguen de ir por ahí desprestigiándolo. Tiene sus normas y está más controlado incluso que el fútbol. Me sorprende que siempre que José Miguélez habla de juguetes rotos lo haga en referencia al boxeo y no al fútbol, el baloncesto o el tenis, que también los tiene. Observo en su comportamiento un afán revanchista que no me gusta ni un pelo y que le desacredita, de ahí que le recuerde humildemente el dramático caso de Vieri. Pero hay más. Incluso en el periodismo deportivo hay juguetes rotos.

¿De qué está más satisfecho de cuanto ha hecho en su vida laboral?

Siempre soñé con ser periodista deportivo, siempre. Desde que tenía diez años. Me produce una satisfacción importante haberlo conseguido.

¿Y avergonzado?

Tendría que pensármelo. Así, a bote pronto, no creo haber hecho nada de lo que avergonzarme.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba