Deportes

Juanma Lillo, destituido como técnico del Millonarios, club que suma ya cinco presidentes en ocho meses

"Nunca he contemplado la opción de renunciar", dijo Juanma Lillo tras la derrota de Millonarios contra Santa Fe. "No abandono el barco y menos cuando las cosas están así de mal", añadió el técnico español, que a día de hoy aún tiene al equipo clasificado para jugar la próxima Copa Libertadores.

Pero no ha sido necesario que Lillo se marchara. La nueva junta directiva de Millonarios, con el quinto presidente en los 8 meses que el tolosarra lleva en el banquillo del club de Bogotá, ha decidido destituirle. La punta del iceberg son los resultados, pues Millonarios cerró el mes de agosto sin conocer la victoria, si bien ocupa el segundo lugar en la reclasificación, a 7 puntos de Atlético Nacional, y con dos partidos menos, puesto que da acceso a disputar la Copa Libertadores.

Sin embargo, la realidad es que el histórico club colombiano vive una lucha accionarial en la que la figura del entrenador ha sido utilizada como arma arrojadiza por unos y otros. De hecho, este verano Millonarios debilitó su plantilla aun a sabiendas de que tenía que hacer frente a tres competiciones en el segundo semestre del año y no sólo una como en el primero. Desde entonces las relaciones entre Juanma Lillo y los dirigentes no ha sido sencillas. Aún más a raíz de la destitución del también español Pepe Portolés, ex director deportivo.

"Hemos jugado muy mal el día de hoy. Desde el segundo tiempo sentí la impotencia en los jugadores", reconoció Lillo el domingo en sala de prensa, para insistir en que "no voy a buscar escondites y menos ahora. Desde que se inventaron las excusas se acabaron los errores, y yo no voy a sacar ninguna excusa". La presión de la prensa, alguna de ella contraria al técnico español prácticamente desde su llegada a Colombia, no parecer ser la misma que la de la grada.

Los primeros meses del técnico tolosarra en Millonarios fueron siempre con viento a favor, pese a que ya entonces la guerra por hacerse con el control del club le pasó factura a Lillo, a quien se le quiso hacer daño filtrando unas cantidades sobre su contrato muy lejanas de la realidad.

Clasificó al equipo para la fase final cinco jornadas antes del término de la la liga regular y se quedó a un penalti de alcanzar la que hubiera sido segunda final en 25 años. Equipo menos goleado en el torneo apertura 2014, nunca antes en este formato instaurado hace 19 años Millonarios había clasificado con tanta antelación.

Además, por primera vez en la historia Millonarios derrotó en un mismo torneo a Atlético Nacional y ganó los dos clásicos con Santa Fe y a Atlético Junior. Cabe recordar que en la temporada anterior Atlético Nacional superó a Millonarios en 28 puntos en la reclasificación final, ocupando Millonarios la cuarta plaza.

Según informó el club colombiano en su cuenta de Twitter, "el Presidente del Club, Enrique Camacho, se reunió con el profesor Lillo para comunicarle la decisión y para en nombre de Millonarios FC agradecerle por su aporte durante los meses que estuvo al frente de la plantilla profesional. La Directiva del Club decidió encargar temporalmente de la Dirección Técnica al profesor, Neys Nieto, Director de Captación y quien fuera asistente del profesor Richard Páez en el primer equipo".


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba