Deportes

Un futbolista se abre la cabeza al tirarse a una piscina y golpearse con el fondo

La cabeza herida de Josín.
La cabeza herida de Josín.

Según publican varios medios asturianos, Josín, centrocampista del Real Avilés, se dio un golpe en la cabeza al tirarse este viernes en una piscina del gimnasio donde se entrena habitualmente.

La cabeza de Josín ha necesitado 40 puntos (30 de hilo y diez grapas) para cerrar la brecha, informa el diario La Nueva España. "Estoy bien, con las molestias normales. Es una suerte que solo haya sido la brecha", explicó el jugador tras salir del hospital.

Al parecer -se lee en El Comercio-, el futbolista se relajaba con sus compañeros en la piscina de un centro deportivo, como parte habitual de la rutina deportiva, cuando se despistó y se lanzó de cabeza sin calibrar que los 1,20 metros de profundidad pueden ser fatales.

Del accidente recuerda que "ya habíamos terminado, fue el último chapuzón y no sé qué pasó para caerme de cabeza sin poner las manos. Fue un despiste".

Con muchos nervios y gritos entre sus compañeros -relata la noticia de El Comercio- y otros usuarios de la piscina porque Josín sangraba mucho, el hijo del máximo accionista, José Manuel Tejero, que cursó primeros auxilios y estaba presente en el entrenamiento, fue quien atendió a Josín utilizando vendas para cortar la pérdida de sangre hasta la llegada de la ambulancia. En ningún momento el jugador perdió la consecuencia ni llegó a marearse pese al tremendo impacto sufrido y la pérdida de sangre.

Esa piscina suele ser utilizada por el Real Avilés como final de los entrenamientos de viernes, en los que antes los futbolistas hacen trabajo de fuerza en el gimnasio. La actividad acuática siempre se ha desarrollado sin incidencias, hasta que la fatalidad hizo que Josín sufriese un accidente que le pudo costar muy caro. El avilesino, que lo puede contar sin daños de gravedad, se lo pensará a partir de ahora cuando tenga que lanzarse a una piscina o al mar: "Creo que lo mejor será bajar por la escalera y meterme en el agua poco a poco".

"Fui consciente del golpe contra el suelo, salí rápido de la piscina y me tumbé para no caerme por precaución, pero en ningún momento me mareé, ni siquiera cuando me ayudaron a levantarme. Allí mismo me hicieron un vendaje y me trasladaron en ambulancia al hospital", señaló. En el hospital descartaron que hubiera alguna lesión grave y ahora tendrá que esperar doce días para que le quiten los puntos.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba