Deportes

El fútbol del 2014: del césped a la cárcel

Del Nido encarcelado, Rosell dimitido, Florentino señalado, Gil y Gil y Cerezo delicuentes prescritos... Comisiones, tarjetas blacks, los papeles de Bárcenas, negocios interpuestos, dinero negro, malversación, fraude... El negocio del fútbol ha vivido su peor año. Y el panorama no es más halagüeño.

Finaliza 2014, un año infausto para el fútbol que en estos últimos 365 días ha confirmado lo que ya se sabía, por si a alguien le quedaban dudas: el fútbol ha dejado de ser un deporte para convertirse en un negocio, en el peor de los sentidos.  

Comenzó el año con la escandalosa carta de petición de indulto para José María del Nido firmada por la mayoría de los presidentes de Primera a excepción de los del Málaga, Athletic, Betis y Osasuna. También firmaron el presidente de la Liga de Fútbol Profesional, Javier Tebas, y el de la Federación Española de Fútbol, Ángel María Villar. El expresidente del Sevilla, condenado a siete años de cárcel por cobros irregulares al Ayuntamiento de Málaga y malversación, terminó ingresando en la prisión Sevilla 1 el 5 de marzo de 2014. 

Del Nido terminó ingresando en la prisión Sevilla 1 el 5 de marzo de 2014 para cumplir siete años de cárcel por cobros irregulares y malversación 

En Barcelona el año también ha sido convulso. El socio Jordi Cases presentó una querella contra Sandro Rosell por irregularidades en el fichaje de Neymar. El fichaje ascendía en principio a 17 millones más 40 en la comisión para la empresa N&N (Neymar&Neymar). Pero tras varios juicios y la dimisión de Rosell, Bartomeu reveló que Neymar no valía 57 millones, sino 87. Aunque entre multas (hay una de 13 millones), los 40 de comisión y los 87 desglosados, el precio ha superado ampliamente los 100 millones.

Después llegó el caso Messi. Alrededor del argentino surgía un entramado que defraudaba a Hacienda. Leo y su hermano fueron investigados por fraude y blanqueo de capitales, e incluso se le relacionó con el narcotráfico a través de unas entradas de la gira de “Amigos de Leo Messi”. Y por último, la prohibición de la FIFA al club de fichar en los dos próximos periodos de traspasos, por irregularidades en diez fichajes de menores de edad para la cantera.

La denuncia de Jordi Cases acabó con Rosell dimitido y el coste del fichaje de Neymar superando los 100 millones

Si en Can Barça el río bajaba revuelto, Florentino Pérez no ha tenido un año mucho más tranquilo. El escándalo de las tarjetas black de Bankia salpicó de lleno al Real Madrid con tres directivos blancos en la lista de implicados. Luis Blasco Bosqued, miembro de la Junta Directiva del Real Madrid, se gastó 51.689 euros, Guillermo Marcos Guerrero, vocal de la Junta Electoral, 133.600 euros, y Ángel Rizaldos González, vocal de la Comisión de Disciplina Social,20.100 euros.

El Real Madrid también salió salpicado de los papeles de Bárcenas. Florentino y su cúpula siempre han estado señalados por la recalificación de los terrenos de la Ciudad Deportiva, que reportó un gran beneficio al Real Madrid y a ACSLa constructora Sacyr Vallhermoso, de la que Fernando Martín fue miembro y Luis del Rivero, empresario de la cúpula de Florentino, otorgó 380.000 euros en dinero negro al PP durante 7 años. En ese periodo la compañía obtuvo contratos que reportaron más de 1.000 millones de euros de beneficio. Juan Abelló, vicepresidente del Real Madrid, también tuvo acciones en la empresa.

Sin embargo, los problemas comenzaron a salpicar directamente a Florentino cuando una jueza admitió a trámite una demanda por irregularidad en el cambio de Estatutos para los requisitos de las candidaturas a la presidencia, o cuando el Tribunal Superior de Justicia de Madrid confirmó la paralización de la ampliación del Bernabéu tras desestimar los recursos interpuestos por el Real Madrid y el Ayuntamiento. A eso se sumó el fracaso estrepitoso de Pérez en la negociación de los ’naming rights’ del Santiago Bernabéu que ha tenido que rebajar de 70 millones anuales a 25. Finalmente se pagará con petrodólares, los de IPIC, los mismos petrodólares que ha preferido recaudar Florentino antes de honrar la memoria de Santiago Bernabéu, cuyo trofeo ha borrado del calendario en este 2014.

Florentino y su Real Madrid se han visto salpicados por las tarjetas black, los papeles de Bárcenas y sentencias judiciales contrarias

El madridismo repudia el compadreo de Florentino con el poder en el palco de Chamartín y las maniobras que relacionan a Real Madrid y ACS colgando pancartas en las que se podía leer 'Las manos de ACS fuera del Madrid'. Casualidades como la concesión de obras en Colombia, México o Costa Rica, tras los fichajes por el Real Madrid de James, Chicharito y Keylor, han despertado el escepticismo de la grada con respecto al presidente. La última maniobra, desvelada por Vozpópuli, es la gira del Real Madrid por Australia, coincidiendo con el mal momento que vive Leighton, la filial australiana de ACS.

En la otra orilla de Madrid, el Atlético veía como el Tribunal Supremo confirmaba el  15 de enero de 2014 que Gil y Cerezo son dos delicuentes, en este caso autor y cooperador necesario de un delito de apropiación indebida, pero se librarán de cumplir condena al haber prescrito el delito. Algo que no evita que los dos queden marcados por este delito cometido al mando del club rojiblanco. Y para acabar el año se ha sabido que la Federación Española de Fútbol financió al Atlético con 11 millones de euros a cuenta de los pagos a la UEFA por la participación del equipo en competición europea. Los del Manzanares son los únicos que han recibido anticipos federativos. 

El Supremo confirmó la condición de delicuentes prescritos de Gil y Gil y Cerezo

A esto se añaden las cuentas de la Federación Española de Fútbol, que su presidente, Ángel María Villar, se niega a hacer públicas. Para ello renuncia sistemáticamente a las subvenciones gubernamentales que Miguel Cardenal, secretario de Estado para el Deporte, le brinda como excusa para ver sus números. 

Otro habitual de los escándalos alrededor del mundo del balón es Javier Tebas, en su día mano derecha en la LFP de Astiazarán y hoy flamante capo de la Liga. Tebas protege con mimo los intereses de Real Madrid y Barcelona, los dos clubes que lo mantienen en el sillón presidencial. Tebas echó un pulso, y lo perdió, a la justicia deportiva por el tema Pedro León. Tebas y su LFP hicieron el ridículo en la gala de la Liga riéndose de sus socios chinos y concediendo premios a los representantes madridistas ante la sorpresa de los atléticos que llenaban el Auditorio tras su año intachable. Y, por último, el escándalo de los partidos amañados con el Zaragoza-Levante en el foco. 

2014 ha sido un mal año para el fútbol. Sus dirigentes han confirmado los peores temores y el balón ha pasado de la cancha al juzgado y de allí a la cárcel. Condenas, sentencias, imputados, fraude, malversación… Los palcos están repletos de sospechosos habituales y los clubes presididos por delincuentes, algunos en la cárcel, otros con delitos prescritos. El fútbol se pudre, han manchado la pelota.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba