Premio Príncipe de Asturias de los Deportes

El Príncipe Felipe a Txema Olazabal: "Gracias, maestro, y no solo por serlo del golf"

El Príncipe de Asturias glosó la valía deportiva y humana de José María Olazabal cuando en el discurso de la entrega de los premios que llevan su nombre. El golfista homenajeó a Seve simulando un golpe sobre el escenario.

El Príncipe Felipe a Txema Olazabal: "Gracias, maestro, y no solo por serlo del golf"
El Príncipe Felipe a Txema Olazabal: "Gracias, maestro, y no solo por serlo del golf"

Visiblemente emocionado, minutos antes el jugador nacido en Hondarribia en 1966 había recibido el Premio de los Deportes de manos del heredero de la Corona española y tuvo el detalle de lanzar un simbólico golpe de golf desde el escenario mientras el público le ovacionaba en el teatro Campoamor de Oviedo.

Las lágrimas también estuvieron a punto de asomar en el rostro de Olazabal cuando Felipe de Borbón se refirió al otro gran golfista español de la historia, Severiano Ballesteros, con el que siempre mantuvo una gran relación deportiva y afectiva.

"Recordamos esta tarde con especial emoción, como sabemos que hace él, a Severiano Ballesteros. Ballesteros fue compañero, amigo y maestro de Olazabal, quien, tras conocer el fallo del jurado, declaró lo orgulloso que se siente de unirse a la nómina de premiados, precisamente por estar en ella su también admirado y querido Seve desde 1989".

El Príncipe añadió en su mención al golfista guipuzcoano que sus "triunfos deportivos en los campos de golf más importantes del mundo tuvieron un momento culminante en la Ryder Cup de 2012. Entonces capitaneó el equipo europeo con una capacidad extraordinaria de liderazgo y motivación".

Felipe de Borbón concluyó su referencia en el discurso al doble campeón del Masters de Augusta con una sentida alabanza. "Es, pues, Olazabal un modelo de deportista total al que hoy felicitamos por sus trofeos y, sobre todo, por la entrega, por la constancia y por la fortaleza demostradas. Gracias, maestro, y no solo por serlo del golf".

Olazabal, segundo golfista que recibe el Premio Príncipe de Asturias de los Deportes, tras Severiano Ballesteros, es uno de los grandes de este deporte en la historia con una larga lista de triunfos. A los dos títulos del Masters de Augusta (1994 y 1999) se suman cuatro victorias en la Ryder Cup, competición en la que, ya como capitán, condujo en 2012 al equipo europeo a una victoria épica tras una remontada inolvidable y a la que el Príncipe hizo hoy mención.

Hijo Predilecto de Hondarribia, Olazabal posee la Medalla de Oro al Mérito Deportivo concedida en 1997 y en 2009 fue elegido miembro del prestigioso Salón de la Fama del Golf. El acta del jurado destacaba en los fundamentos de su elección su "larga y brillante carrera, una capacidad de superación encomiable, un talante competitivo y unas cualidades humanas admiradas por todos".

La anécdota en el discurso del Príncipe se produjo precisamente cuando se refería a Olazabal y le falló el sistema de lectura 'teleprompter', por lo que se produjo un silencio durante unos segundos que parecieron interminables, pero el heredero de la Corona prosiguió su intervención con total naturalidad.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba