Astiazaran, ex presidente de la LFP

"Mis hijas no van al fútbol el lunes por la noche, es un horario muy difícil, al día siguiente tienen que estar a las 8 en el cole"

El expresidente de la Liga de Fútbol Profesional, José Luis Astiazaran, ha descartado criticar la llamada 'Liga de dos' al entender que "cuanto mejor sean Real Madrid y Barcelona mejor es la Liga", ya que "cuanto más valor tengan más dinero habrá que repartir", al tiempo que ha asegurado que, durante sus ochos años en el cargo (2005-2013), no tuvo "conocimiento de ninguna práctica ilegal" en forma de supuestos amaños.

En una entrevista a 'Quality Sport', el que fuera presidente de la Real Sociedad defiende que "la obligatoriedad de dar un partido en abierto puede ser romántica, pero hoy en día se ve el fútbol a un precio muy barato" y reclama que "es el Estado el que tiene que regular la explotación de los derechos de televisión en el fútbol".

"Mis hijas no van al fútbol el lunes por la noche, es un horario muy difícil, al día siguiente tienen que estar a las 8 en el cole. Algunos horarios han sido difíciles para los aficionados, pero los aficionados que están en la televisión también son aficionados", expone Astiazaran, antes de dejar claro que nunca supo de supuestos amaños durante su mandato. "No teníamos ningún conocimiento de ninguna práctica ilegal en la Liga", zanja, tras señalar al actual presidente de la LFP, Javier Tebas, como "una pieza fundamental" para que él pudiera permanecer "ocho años en la Liga".

"Necesitamos de beneficios fiscales, el fútbol se puede autogestionar pero él mismo no puede generar su propio dinero, no es un banco. El fútbol español está bien orientado y a medio-largo plazo va a consolidarse desde el punto de vista económico, le auguro un buen futuro", finaliza Astiazaran medio año después de abandonar la presidencia de la LFP.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba