Deportes

Los clubes de la Liga encuentran un candidato de consenso para suplir a Javier Tebas en la LFP: el valencianista Amadeo Salvo

Tiene buen trato con Villar, cercanía con Florentino por medio de Jorge Mendes, una relación cordial con Miguel Cardenal y está bien visto por el resto de clubes.

Amadeo Salvo, con Ángel María Villar, presidente de la RFEF.
Amadeo Salvo, con Ángel María Villar, presidente de la RFEF.

La guerra LFP-Federación Española de Fútbol comienza a escribir un nuevo capítulo. Los clubes, impacientes por la situación de incertidumbre con la que afrontan la próxima temporada, en la que aún no tienen garantizado el cobro de los derechos de televisión por una operadora, comienzan a estudiar una vía alternativa para desatascar la situación que enfrenta a los irreconciliables Javier Tebas y Ángel María Villar. Como informábamos en Vozpópuli, los clubes apuestan por buscar un candidato de consenso para presidir la LFP, alguien con quien la RFEF acceda a sentarse para cerrar el contencioso sobre la negociación de los derechos televisivos sin poner en peligro la financiación de los clubes en la temporada 2015-16 y una persona que sea recibida por Cardenal.

¿Quién es ese candidato de consenso? Entre los requisitos necesarios es innegociable que cuente con el visto bueno del Barcelona y de Florentino, a quien Tebas ha dejado de resultar útil tras romper la baraja Bartomeu con su firma por Telefónica. Además no debe ser vetado por Villar y la LFP debe ser su prioridad, dada la premura del acuerdo que deben cerrar. El hombre que suena con fuerza en los pasillos y al que varios clubes ven con buenos ojos es Amadeo Salvo.

El actual presidente ejecutivo del consejo de administración del Valencia ha visto rebajado su rol en el club tras cerrar de forma brillante el desembarco de Peter Lim en Mestalla. Precisamente Lim es amigo personal de Jorge Mendes, lo que ha acercado a Salvo y a Florentino, quienes compartieron primera fila en la presentación del libro 'Las claves de Mendes' en Madrid recientemente. Junto a ellos también aparecía Miguel Ángel Gil, otro presidente de peso que apadrinaría la decisión.

La elección de Salvo resolvería de un plumazo el contencioso con la Federación, ya que el propio Villar le impuso en octubre de 2013 la insignia de oro de la RFEF, como nuevo integrante de la junta directiva. El empresario valenciano también guarda buena relación con el secretario de estado para el Deporte, con quien se ha reunido en varias ocasiones durante la operación de venta del Valencia a Lim, a la que el CSD dio su visto bueno.

Por otra parte, la relación entre Salvo y Tebas es más que tensa. La pasada temporada se produjo un cambio de horarios relativo al homenaje a la afición del Villarreal que afectó directamente al Valencia y sus aficionados, motivo por el cual Salvo cargó contra la Liga e incluso renunció a acudir a la reunión de la que se celebró en un céntrico hotel de Valencia. Hace unas semanas la tensión entre el Valencia y la LFP volvió a dispararse. Todo empezó con el informe negativo trasladado por el informador de la LFP ante el Comité de Competición y Antoviolencia en el que se señalaban los cánticos contra el Sevilla en Mestalla. Salvo preguntó en la reunión de la RFEF qué informe, el de la Federación o el de la Liga, se iba a tomar en cuenta para las sanciones. El de la Federación, que elabora el delegado arbitral, no reflejaba los cánticos, y en el de la Liga sí. Villar contestó que el informe de referencia era el de la Federación y que, si tenia problemas con la Liga, no debía dejar entrar a sus informadores al estadio.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba