El Real Madrid, que ya fichó a Illarra, negocia ahora por Iñigo Martínez

Florentino, dispuesto a financiarle la remodelación de Anoeta a Aperribay

Florentino Pérez y Jokin Aperribay, en el hotel Eurobuilding, de Madrid
Florentino Pérez y Jokin Aperribay, en el hotel Eurobuilding, de Madrid

Según informó el diario 'Marca', el Real Madrid tiene como objetivo prioritario de cara a la próxima temporada fichar un central y el preferido es Iñigo Martínez, internacional de la Real Sociedad. De hecho, Florentino Pérez ya se lo habría comunicado a su homólogo Jokin Aperribay, con quien mantiene una fluida relación, y también el propio Iñigo estaría al corriente del interés del Madrid por ficharle, algo que el pasado verano ocurrió con su amigo y ex compañero Asier Illarramendi.

El pasado mes de mayo, tal y como informamos en 'Vozpópuli', el Madrid estuvo merodeando el fichaje del central de la Real. Ramón Martínez, responsable de la cantera blanca, manejaba muy buenos informes sobre Iñigo. El Barcelona también parecía interesado y en el Bernabéu se valoraba afrontar el pago de su cláusula. De hecho, el interés por Illarramendi fue posterior al que tenían por Iñigo.

En una afirmación que deja en muy mal lugar al representante de Iñigo, 'Marca' asegura que el central ya sabe lo que estaría dispuesto a pagarle el Madrid. Su agente, Iñaki Ibáñez, es el mismo de Xabi Alonso, a quien Florentino Pérez espera renovar en breve. El vizcaíno cobraría lo mismo que Illarramendi: 2,4 millones netos por temporada, con un aumento progresivo en los cinco años de contrato, lo que supondría para el central cobrar más del doble de los 1,1 millones que gana ahora.

Reforzar el eje de la zaga es una de las prioridades de Carlo Ancelotti para la próxima temporada, pues ahora sólo dispone de cuatro centrales: Ramos, Pepe, Varane y Nacho. Además de la preocupación por la evolución de la lesión de Varane y que Pepe cumplirá en febrero 31 años, hay que recordar la tirantez que existe con Ramos para la mejora de su contrato.

¿Y la Real? Jokin Aperribay le dejó claro a Florentino que no vende y que su única pretensión -aunque quizás Loren no se haya enterado- es que todos sus jugadores con contrato en vigor sigan en el club la próxima temporada. Es decir, que al igual que sucedió el verano pasado con Illarra, el Madrid tendría que pagar los 30 millones de su cláusula, que no se harían efectivos en la LFP, sino por la vía de un acuerdo de traspaso para que la Real pagara el IVA en la Diputación Foral de Gipuzkoa.

De suceder esto, el Real Madrid desembolsaría en apenas un año más de 60 milllones por dos jugadores de la Real. Aperribay, que el próximo día 17 será reelegido presidente, tiene como gran objetivo la conversión del estadio de Anoeta en un campo. Retirar las pistas, ampliar su aforo y explotarlo económicamente con cuatro torres. A diferencia de lo que sucedió con el Athletic y su nuevo San Mamés, las instituciones no están por la labor de ayudar a la Real.

"Queremos usar el dinero de Illarra para Anoeta", dijo recientemente el máximo dirigente de la Real. Pues bien, a los más de 30 millones que ingresó por el centrocampista de Mutriku, Florentino podría sumar otros tantos por Iñigo Martínez. ¿Acaso pretende ACS adujicarse las obras de Anoeta?Méritos está haciendo, desde luego.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba