Deportes

¿Quiénes son los culpables de tanto odio a Casillas: Mourinho, periodistas palmeros, Sara...?

Mientras se hace oficial la salida de Iker Casillas del Real Madrid, una parte de la afición sigue destilando odio y desprecio hacia su todavía capitán. ¿Por qué?

Casillas y Mourinho, durante una rueda de prensa en Liga de Campeones.
Casillas y Mourinho, durante una rueda de prensa en Liga de Campeones. EFE

El 'caso Iker Casillas' debería ser de obligado estudio en todas las facultades de Psicología una vez que sea oficial el desenlace. Cuando se anuncie oficialmente el fichaje del portero por el Oporto, profesionales de esta ciencia tendrán material para redactar una gruesa tesis sobre la sorprendente fobia que ha ido incubando en una considerable y creciente porción de aficionados del Real Madrid contra un futbolista que era leyenda intocable del club.

Desde hace meses, un sector de la afición no le perdona nada al guardameta, le pita en el Bernabéu y le pone a parir en las redes sociales. Siendo esto muy extraño, lo realmente increíble es lo que sucede en las últimas horas, desde que se sabe de la oferta en firme del club portugués. En vez de olvidar rencores y despedir como se merece a un jugador que lleva toda su vida deportiva -25 años- en la casa, el anticasillismo arrecia y celebra entre mofas e ironía la marcha de Iker.

Lo fácil es culpar de esta esquizofrenia colectiva a José Mourinho. Es innegable que el origen del desencuentro entre Casillas y una parte de la afición data de su enfrentamiento con el entrenador portugués, que le mandó al banquillo al considerar que su estado de forma no era el idoneo.

De esa decisión técnica nació una guerra interna en la que a Iker se le ha adjudicado el peor papel posible en cualquier vestuario o grupo humano: el de chivato traidor. Mourinho deslizó varias veces que los periodistas que atacaban su labor como entrenador contaban con uno o varios jugadores que les filtraban información interna. Y en todas esas ignominiosas quinielas aparecía Casillas. Así surgió el hiriente mote del "Topor" que le ha perseguido desde entonces.

Precisamente embarcados en una cruenta guerra con Mourinho, muchos periodistas adoptaron la bandera del casillismo de forma exagerada. Fue lo que acabó de matar al capitán. Porque esos informadores y amigos de Iker no sólo taparon su incuestionable decadencia como portero, sino que faltaron al respeto deportivo a Diego López, el compañero fichado por el técnico portugués para sustituir a Casillas en la portería.

La corte de periodistas casillistas alababan cualquier buena intervención del mostoleño con el mismo entusiasmo con el que ninguneaban -o casi- las excelentes actuaciones del cancerbero gallego. Y eso fue incendiando el alma de un sector madridista que pasó de defender al exentrenador portugués a atacar sin piedad y por todo a Iker hasta convertirse en la conocida como 'yihad mourinhista'.

No hay que obviar tampoco el papel de Sara Carbonero, que en su doble condición de periodista y pareja de Casillas, también le ha hecho, involuntariamente, mucho daño público. Sobre todo cuando a principios de 2013, en un comentario para la cadena mexicana Televisa dijo aquello de "los jugadores no comulgan para nada con su entrenador, ahora mismo hay división en el vestuario y hay que esperar a final de temporada, a ver qué ocurre y si finalmente Mourinho se va, ya que tiene ya muchos frentes abiertos aquí en el Real Madrid".

Fue la confirmación oficiosa para muchos del perfil 'chivato' de Iker y el principio del fin de una ruptura de parte del madridismo con un pedazo de la historia más gloriosa del Real Madrid. Sólo así se explica que Casillas lleve siendo TT (tendencia) en Twitter tanto en España como en todo el mundo durante las últimas horas, pero con una infinidad de mensajes de despedida nada cariñosos. Todo lo contrario. Hay ejemplos para todos los gustos, desde la ironía a la crueldad, pero todos tamizados con un regusto a odio que nadie podía siquiera imaginar hace cinco años, cuando el capitán del Real Madrid y de la selección levantó en Suráfrica la copa de campeón del mundo.

Con todo, una vez que se produzca la salida de Casillas del Madrid, lo prioritario debería ser remendar el enorme descosido existente en el seno del madridismo. La misión se antoja realmente titánica. El tiempo lo cura todo, pero la herida de la desunión es tan profunda...


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba