Deportes

Benítez anunció a Casillas que si se queda será el tercer portero

El entrenador conversó extensamente con el portero y le confirmó que las intenciones del club son traer a otro portero y contar con Keylor Navas, con lo que quedaría relegado a un papel residual. 

David de Gea e Iker Casillas, con la selección a su llegada a León.
David de Gea e Iker Casillas, con la selección a su llegada a León. EFE

Iker Casillas espera una llamada de Florentino Pérez. Eso será suficiente para cerrar una era gloriosa en el Real Madrid y la pesadilla de la etapa final en el club. Casillas espera que el club acceda a pagarle lo que tiene firmado por contrato, siete millones netos anuales y un contrato de dos años, y se marchará sin hacer ruido.

Casillas sabe que no tiene hueco en la primera plantilla, entre otras cosas porque Rafa Benítez le comunicó, cuando habló por teléfono con él, que no entra en la planificación del club la próxima temporada. El técnico madrileño le informó que se cuenta con la llegada de un portero, David de Gea, y que el segundo portero es Keylar Navas. Por lo tanto, Iker Casillas ya sabe que, en caso de quedarse, arrancaría la temporada como tercer portero. La decisión, que tiene más que ver con una postura estratégica del club que una postura del entrenador, arrincona al de Móstoles. 

Sin embargo, Iker está firme en su posición porque sabe que tiene la sartén por el mango. Sabe que ahora mismo todo depende del Manchester United. Hasta que el club inglés no acceda a negociar por la venta de De Gea, él esperará pacientemente. Cuando el United se siente con Florentino la venta de De Gea, los hechos se precipitarán. El problema ahora es que el United no quiere vender y en caso de hacerlo tratará de sacar el máximo por el portero. No es una cuestión de dinero, es un tema de orgullo. Y por eso el precio que han exigido es de 20 millones de libras, casi 30 millones de euros, cuando De Gea quedará libre el próximo verano. En el momento en que sea oficial la venta del portero al Real Madrid, el siguiente paso será pagar el finiquito a Casillas (los 14 millones que rezan en su contrato), para desatascar la situación.

Hasta que eso ocurra, el de Mostóles sabe que habrá muchas informaciones filtradas interesadamente desde el club para presionarle y desgastar su imagen. Informaciones que sin aportar testimonios ni datos asegurarán su marcha inminente, hecho que ha desmentido a Vozpópuli en el entorno del portero. Se hablará del acuerdo del Real Madrid con De Gea, algo que si nos atenemos a la legislación vigente es ilegal porque los clubes solo pueden negociar con futbolistas que concluyen contrato seis meses antes. Pero no habrá ningún movimiento por parte de Casillas hasta que no se reciba la llamada del club accediendo al pago de su contrato. "Todo lo demás serán conjeturas", advierten sus allegados. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba