Deportes

¿Son estos Golden State Warriors de las dieciséis victorias de inicio el mejor equipo de la historia de la NBA?

Stephen Curry levanta al público del Oracle Arena.
Stephen Curry levanta al público del Oracle Arena.

El debate sobrevuela la NBA. En cada vestuario, en cada grada y en cada tertulia deportiva yanqui está la idea de que podemos estar presenciando algo sin igual con estos Golden State Warriors. Con Stephen Curry en particular y con el equipo en general. Su rodillo no parece tener parangón.

El último hito de un conjunto que está maravillando al mundo del baloncesto es haber completado un arranque de temporada de 16-0, pulverizando el anterior récord de 15-0 de inicio que ostentaban los Washington Capitols del 49 y los Houston Rockets del 94. Los de Oakland doblegaron a unos Lakers inofensivos y se colocan a tiro, según muchos analistas, del 72-10 de los Bulls del 96, el mejor balance de una franquicia NBA en una regular season.

La 2015-2016 del equipo californiano registra mejores marcas estadísticas que aquella de los de Chicago. Ganan anotando más, por mayores diferencias y sometiendo a los rivales a peores porcentajes de tiro. Steve Kerr, entrenador del equipo (actualmente de baja por una cirugía vertebral), especuló en la ESPN sobre un utópico duelo intergeneracional: "Me niego a comentar el resultado de un partido que nunca va a suceder en la Tierra… pero si se jugara en Plutón, creo que dependería de un triple de Steph Curry sobre Michael Jordan sobre la bocina. Y nunca sabríamos si entra o no".

¿Son estos Warriors el mejor equipo que hemos visto sobre una cancha NBA? ¿Serían su versatilidad y su talento imparables para cualquier otro gran roster de la historia de la mejor liga del mundo? Aquí hay varios ejemplos de escuadras que les podrían discutir ese hipotético cetro.

- Boston Celtics (1957-69): La dinastía más ganadora de la historia orbita en torno a dos nombres: 'Red' Auerbach (primer como entrenador y luego, como general manager) y Bill Russell (primero como jugador y, en los dos últimos campeonatos, como coach). Trece temporadas en las que los de Massachusetts ganaron once anillos, hecho absolutamente dictatorial y sin parangón en la historia de la NBA.

- Boston Celtics (1980-88): Varias veces finalistas; tres de ellas, campeones. Conjunto marcado por la presencia de un Larry Bird al que la franquicia bostoniana eligió en el draft un año antes de que el rubio de Indiana abandonase la universidad. La espera mereció la pena: bien rodeado (Kevin McHale, Robert Parish...), 'El Pájaro' marcó una época.

- Los Angeles Lakers (1980-1988): La némesis del equipo metalúrgico que enorgullecía a la costa este de los Estados Unidos fueron los glamourosos Lakers del oeste. Un Abdul-Jabbar crepuscular que aún dominaba y, sobre todo, un 'Magic' Johnson que jugaba con chistera se combinaron para cinco anillos.

- Detroit Pistons (1988-1990): Irrumpieron a finales de los ochenta para interponerse entre dos dinastías: Lakers y Bulls. Ya avisaron en el 88 a los angelinos, a los que agobiaron hasta forzar el séptimo partido de unas Finales que terminarían perdiendo. A partir de ahí, Isaiah Thomas, Joe Dumars o Bill Laimbeer no tuvieron piedad de nadie. Quizá el equipo más duro de la historia.

- Chicago Bulls (1991-98): Quizá la franquicia más mediática. El baloncesto pop de los noventa se rindió a ellos, mezcla perfecta de especialistas (Dennis Rodman, Steve Kerr, Ron Harper...) y talentos irrepetibles (Michael Jordan, Scottie Pippen, Toni Kukoc...). El magisterio de Phil Jackson a la hora de manejar grupos hizo el resto. Suyo es el récord de 72-10 que amenazan con derribar estos Warriors.

- Houston Rockets (1994-95): Efectivamente, aprovecharon la retirada momentánea de Michael Jordan para reinar, pero fueron dignos herederos del anillo en ausencia de 'His Airness'. Construidos en torno a Hakeem Olajuwon, ostentaban hasta esta semana el mejor inicio histórico contemporáneo de una temporada regular NBA.

- San Antonio Spurs (1999-Actualidad): El equipo inmortal. Una franquicia que, con la columna vertebral Popovich-Duncan como denominador común, se ha reinventado continuamente a lo largo de dos décadas. Desde David Robinson a los actuales Leonard y Aldridge, pasando, cómo no, por los Ginóbili y Parker.

- Los Angeles Lakers (2000-2010): El esplendor de Kobe Bryant coincidió, en un primer momento, con el monstruoso dominio de Shaquille O'Neal y luego, con un Pau Gasol estratosférico en su madurez. Reverdecieron laureles en California bajo la tutela zen de Phil Jackson.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba